Los Juegos de Rol como una propuesta pedagógica inclusiva.


El juego de rol consiste, tal como dice su nombre, en desempeñar un determinado rol o personalidad concreta. Cuando un educando “hace el rol de otro” significa que está realizando un papel que normalmente no lo hace porque el objetivo es que asuma el papel de alguien distinto.  A diferencia de lo podemos encontrar sobre esta técnica en nuestro caso se trata de adecuar este juego a roles sobre la diversidad entre los educandos en nuestra aula en cuanto a lo racial, multiculturalidad, social y sexual.

Cuando se juega al rol se divide el curso según los roles que se quiera trabajar: varones y mujeres, por diversidad cultural, racial que se reúnen alrededor de una mesa en la que hay fibrones, afiches y una porción de objetos extra que sirven para ambientar mejor el juego.

Entre los jugadores hay uno que es el “Director de Juego”, en nuestro caso el docente.

Si queremos trabajar el tema de la diferencia sexual entre varones y mujeres, por ejemplo, podemos plantear dos posibilidades, entre otras:

  • Colocar en la pizarra dos afiches con el título Varones en uno y Mujeres en el otro, Cada varón debe colocar las virtudes o aspectos positivos de las mujeres en el afiche correspondiente. Y ellas, de igual manera. Van pasado de a uno, intercalados, para escribir una palabra sobre un aspecto positivo del otro en el afiche correspondiente. ¡Y a no repetir las palabras en cada afiche!. Al finalizar se lee los conceptos escritos, lo fundamenta quien lo escribió y se realiza un diálogo sobre el mismo. Luego, lo hacemos con las cosas que no nos gustan de cada uno.
  • Otra manera, es realizar una teatralidad. Un grupo de mujeres imitando a los varones y, luego, viceversa. Aspectos positivos y negativos. Se culmina con un diálogo.

¿Qué pueden aportar un juego de rol a las actitudes?[1]

Mediante la interpretación de alguien ajeno a él, el educando desarrolla un mayor grado de empatía, de comprensión, de aceptación, de sociabilidad y de tolerancia a la diversidad. Los Juegos de Rol son adecuados para plantear situaciones “comprometidas”, como el racismo, la multiculturalidad, el sexismo, entre otros, y dejar a los educandos encontrar soluciones para esos temas a partir de experiencias que no podrían vivir de otro modo.

La Empatía y la comprensión mediante los Juegos de Rol, el educando puede aprender a “caminar en las sandalias de otro”, a meterse en la piel de alguien distinto a sí mismo, y plantearse que sienten los demás en situaciones que pueden sernos ajenas, pero que a otras personas les pueden resultar cotidianas. Así, aprende a plantearse si esas palabras que para él no son sino una broma más, pueden doler a alguien en situación distinta a la suya, mediante la interiorización de personajes y la vivencia distante de situaciones comprometidas, sin verse obligado a experimentar dolorosamente esas experiencias.

La socialización y la cooperación mediante el Juego de Rol potencia la unidad en la diversidad, el apoyo mutuo y la relación en la igualdad. Es un juego en el que se necesita de la colaboración de los demás miembros del grupo para llevar a cabo el rol asignado. El educando puede aprender como la cooperación y la relación con los demás, le llevan a avanzar más allá de lo que podría hacer trabajando sólo.

La tolerancia y la aceptación del otros se fomentan ya que el educando a no rechazar lo que le es extraño por principio, a aceptar la diversidad como parte del mundo que lo rodea, y a abrazarla como un elemento enriquecedor de sus propias experiencias. El hecho de la colaboración con sus compañeros, de la creación de relaciones de empatía, unido a la presencia posible en estos juegos de elementos ajenos a su entorno habitual, le puede ayudar a reflexionar sobre las ventajas del contacto con seres humanos ajenos a su cultura, raza o creencias.

Sin título

[1] Artículo de Pablo Giménez, maestro de primaria, https://docs.google.com/document/d/1StgRbqsOZlE3j6qMmysyMfVJaB7tyxpMsZhSPqd1ZAo/edit?hl=es

 

Publicado en Práctica docente | Etiquetado | 2 comentarios

Clases modulares como técnica de aprendizaje inclusiva (Modular Classrooms).


Con este término hago referencia a modularizar el espacio curricular con el objetivo de lograr un aprendizaje construtivista, conectivista –que el estudiante sea el mismo un actor activo del aprendizaje-, colaborativo, significativo e inclusivo, entre otros. La iniciativa, la investigación, el trabajo cooperativo, el compromiso y la motivación son las bases de este método.
Cuando me refiero a modularizar el espacio curricular abarca tres puntos de vista:
Dividir los contenidos conceptuales de un programa para
Asignarlos a grupos de trabajo y
• Realizar un proceso de actividades a través de una serie de pasos guiados por el docente: proyecto.

Con respecto a la división de contenidos lo podemos hacer con todos los temas si el espacio curricular lo permite o con los que consideremos adecuados de nuestra planificación o establecemos un listado de contenidos anexos que consideremos pertinentes para este propósito. La idea es que cada grupo elija un tema para investigar según su interés y motivación.
Establecemos grupos de trabajo, no más de tres estudiantes. ¿Cuál es el criterio para formar los grupos? Si queremos trabajar la inclusión de los educandos optaremos por la diversidad; si lo hacemos según el tema, si se presta para ello, según su identidad.
Si elegimos agrupar lo educandos por la diversidad tenemos como objetivo que estos puedan realizar un trabajo de investigación o un proyecto aprendiendo a asumir valores como: comprensión, generosidad, respeto, solidaridad, tolerancia, entre otras. Si los temas poseen contenidos culturales, educación ciudadana, geográficos, históricos, literatura, educación artística podemos agruparlos según su identidad con estos contenidos ya que, luego, al trasmitirlos facilita la comprensión, el respeto y tolerancia de los demás compañeros. Temas adecuados para este fin pueden ser sobre: geografía o historia de América, Asía o África con aquellos estudiantes inmigrantes de dichos continentes. Lo mismo con educación artística: danza, música, plástica, teatro, etc.

Con respecto a las actividades a desarrollar de cada grupo, con la orientación y guía del docente, podemos establecer la siguiente secuencia:
Etapa de investigación y planificación del tema:
• Acordar con el docente los contenidos a investigar.
• Realización de una presentación y buscar vídeos sobre el tema asignado.
• Realizar un vídeo periodístico (relevamiento de lo que opina o sabe la gente sobre ese tema: un especialista, un docente, entre otros). Si el tema a desarrollar lo permite.
• División de los contenidos a exponer por el grupo.
Etapa de comunicación de los contenidos al curso:
• Exposición oral, presentación y vídeo al curso.
• Actividades creadas por el grupo para el curso: crucigrama, preguntas, etc.
• Diálogo entre todo el curso y conclusiones sobre el tema desarrollado.
• Apertura, aclaraciones y conclusión por parte del profesor.
Evaluación:
• Del grupo: exposición oral de cada estudiante, presentación realizada, vídeo y actividades.
• Del curso: escucha, interés, preguntas, apuntes tomados, participación en el diálogo, etc.

De esta manera, cada grupo se convierte en “experto” en un tema que le motiva y consolida talentos como el trabajo en equipo, emprendimiento, confianza, investigación, oralidad, además de los anteriormente mencionados.

¿Cómo se vuelca esto al resto del curso?
1. Cada grupo expone el tema al resto del curso junto con la presentación realizada. Es importante aclarar la importancia de aprender a exponer un tema oralmente a otros y coordinar con el grupo lo que expone cada uno. Por otra parte, el resto debe saber escuchar y tomar apuntes. Y si los apuntes son de tipo mapa mental, ¡mejor aún!
2. Se expone el video buscado y el producido por el grupo. Es importante que se desarrolle una posterior conclusión de tipo valorativa por parte del grupo que desarrolla el tema como fruto de lo aprendido y un cierre por parte del docente.
3. Pero, lo importante de esto es el trabajo posterior de “diálogo” de tipo socrático.
• Las reflexiones que hacemos y como las fundamentamos,
• porqué afirmo lo que afirmo,
• sin recibir ningún tipo de crítica sobre lo que se dice ¡es un diálogo! No un debate o discusión.
4. El estudiante enseña al estudiante y el estudiante aprende del estudiante. No solo se enseña contenidos sino oralidad, coordinación en equipo y trabajo colaborativo, uso de herramientas tics, investigación teórica a través de la web, bibliografía e investigación de campo que ayuda a una formación permanente. Y lo importante es que les das a los estudiantes la oportunidad de elegir.
5. Por otro lado, el diálogo que se habré sobre el tema dado, dando una distribución adecuada al aula: circular, lleva a que los estudiantes sepan pensar, a expresarlo y dar razón de lo que afirma, considerando lo apuntado por cada uno cuando se realizó la exposición del tema.
6. El docente siempre tiene la función de guía y orientador en la investigación de los grupos y es el que explica y complementa lo necesario sobre que los estudiantes exponen.

Concluyendo.
Las clases que llamo modulares se caracterizan por:
• Facilita la iniciativa, el interés, la motivación y la inclusión.
• Desarrolla el trabajo de investigación, el trabajo cooperativo, el uso de TICs y el desarrollo de material, exposición oral y el aprendizaje significativo, constructivo y conectivismo.
• El docente guía y orientador del aprendizaje.
• El curso aprende todos los temas y cada grupo es experto en aquel tema que más le interesa.
• Reflexión de los temas desarrollados y no solo memorización. Esta reflexión tiene su importancia cuando se llega a conclusiones valorativas, éticas y aplicación para la vida.
• Dar razón de lo que se afirma, completarse en las afirmaciones con otros, corregirse, escucharse, participar, entre otras.

Como ejemplo en un espacio llamado “Seminario de Cs. Sociales” un grupo eligió el tema de Homofobia y realizó el siguiente vídeo periodístico. Este tema fue expuesto a todo el estudiantado del colegio. También se expuso en otro colegio e inclusive a un espacio radial.

Y otro sobre física que te puede interesar.

Publicado en Práctica docente | Etiquetado | 1 Comentario

Dilemas morales como método para concientizar una inclusión educativa.


Otro método que nos puede servir para trabajar una educación más inclusiva tratando las diferencias entre nuestros educandos, dadas por cuestiones económicas-sociales, raciales, religiosas, de sexo, interculturales/multiculturales, entre otras, es el Análisis de casos o dilemas morales.

Los análisis de casos nos invitan a pensar, a reflexionar y está relacionado con una enseñanza constructivista. Por otro lado, las dificultades que existen por las diferencias mencionadas entre los educandos pasa por desarrollar el tema de los valores.

Dilemas morales/Análisis de casos

Son narraciones de la vida cotidiana o del entorno social en la que se plantea una situación problemática que presenta un conflicto de valores, ya que el problema que se expone tiene varias soluciones posibles de acuerdo a los diversos puntos de vistas y que entran en conflicto unas con otras. Esta dificultad para elegir una conducta correcta obliga a un razonamiento sobre los valores que están en juego y exige una reflexión sobre el grado de importancia que damos a los valores.

El método culmina con el diálogo en grupo en que cada uno de los educandos deberá exponer y justificar su propia opinión y confrontar sus razones con las de los demás. Es esta puesta en común la que permitirá a los educandos argumentar sus ideas, confrontarlas con sus pares y descentrarse de sus propias opiniones, descubriendo que hay otras alternativas igualmente válidas, otras miradas, frente a una situación de la vida escolar y social.

Los dilemas morales, al igual que el seminario socrático (Aplicación en el aula del Seminario socrático como método que favorece la inclusión educativa), permiten desarrollar la capacidad de diálogo. De esta manera, cada educando  encuentra su identidad, debe reconocerse como sí mismo, como otro y en vínculo con los demás, permitiendo explicar su reflexión, encontrar soluciones y el modo pacífico de resolución de controversias, en un clima de respeto y aceptación del pluralismo. En el encuentro con el otro, es donde el educando se percibe como diferente a su semejante, pero igual en su dignidad.

¿Qué narraciones debemos tomar? Las noticias periodísticas, experiencias vividas en nuestro centro educativo y las que podemos encontrar en la web según los valores que queremos trabajar son medios para ir armando nuestro cuadernillo de casos para analizar. Los dilemas inspirados en hechos de la vida cotidiana, o extraídos de las vivencias escolares, son los mejores para plantear a nuestros educandos, porque su cercanía emocional y sentimental, además del conocimiento previo que tienen de estos dilemas por su propia experiencia, les favorece la necesaria “empatía” para involucrarse más en su resolución.

Para no ampliarme de más en el tema te derivo a los siguientes artículos:

  • Los dilemas morales: en el presente artículo se trata el tema de los dilemas morales como recurso para desarrollar la educación en valores. Se presenta una caracterización y clasificación práctica respecto del tema.
  • Dilemas y problemas morales: Como aporte para el desarrollo de planes de aula orientados al desarrollo de la capacidad de resolver problemas, incluimos un ejemplo de secuencia didáctica en formación y ética sobre dilemas y problemas morales.
  • Resolución de Dilemas Morales.

Un ejemplo sencillo de dilema moral que tiene en cuenta la multiculturalidad en los centros educativos puede ser este:

Eres un alumno de 2º de ESO. El curso acaba de comenzar y se ha incorporado un nuevo alumno de Marruecos que permanece aislado del grupo. Sabes que este niño está sufriendo acoso escolar debido a su procedencia. Tus compañeros ridiculizan su acento, su apariencia física, su cultura y su religión. ¿Qué harías? ¿Informarías al profesor? ¿Te acercarías a él intentando integrarlo, sabiendo que podrías ser rechazado por los demás? ¿Hablarías con tus compañeros antes de tomar una decisión? ¿O simplemente no actuarías para evitar sufrir el rechazo de tus compañeros?

Y sobre bulling:

En un Instituto de Secundaria, en 3º de ESO donde los personajes son compañeros de la misma clase, Juan está siendo acosado por Antonio: le quita el bocadillo, el dinero, le insulta, le ridiculiza delante de todos/as los compañeros/as, etc. La situación aún no ha sido detectada por ningún profesor, pero Pedro se ha dado cuenta de que Juan está siendo acosado. Juan duda acerca de qué hacer: si denunciar la situación ante el profesorado o bien seguir callado como sus compañeros por miedo a las posibles represalias. ¿Qué harías tú si fueras Pedro? ¿Qué harías si Juan fuese tu mejor amigo? ¿Y si fuese Antonio tú mejor amigo? ¿Crees que denunciar a Antonio sería la mejor opción? ¿Qué consideras más importante, salvar tu pellejo o el suyo?

También, tenemos el siguiente más desarrollado:

Luis pertenece a un hogar constituido por sus padres y tres hermanos. Tanto el papá como la mamá trabajan duramente para sostener el hogar, sin embargo, los altos costos en la alimentación, vivienda y educación, hace que las condiciones de vida sean bajas. Luis por su parte, se inventó una forma de hacerse a unos “pesitos” de más con los que puede comprar la colación todos los días. Consiste en aprovechar su condición de “pobre” para pedirle plata a los profesores, compañeros y vecinos, sin que sus hermanos y padres se enteren de lo que hace.

Cada día Luis recoge entre tres y cuatro mil pesos y se da el lujo de comer helados y pasteles sin privarse en costos. Al cabo del tiempo los profesores le colaboraban menos y los compañeritos dejaron de ayudarlo, entonces Luis para no caer en sus ingresos, comenzó a visitar otros barrios e incluso, algunos días no iba a clase para irse a los semáforos a pedir dinero. Lo que llamaba la atención de los profesores era que los hermanos de Luis no pedían plata y en una reunión de apoderados el profesor jefe habló con el padre de Luis y le contó el hábito que éste tenía de pedir plata a los profesores y compañeros. El padre de Luis sorprendido, le contó al profesor que a pesar de sus condiciones económicas, nunca los hijos han tenido que salir a pedir dinero para llevar comida a la casa. Por la noche, cuando todos estaban reunidos tomando las onces, el padre de Luis le preguntó si era verdad lo que el profesor le había contado; después de un largo silencio Luis negó todo y su padre, sin darle más trascendencia al asunto cambió de tema y jamás se volvió a mencionar algo sobre el asunto. Por un tiempo Luis dejó de pedir plata, pero pronto volvió a pedir y pedir dinero, sólo que sus necesidades cada vez eran mayores y tenía que dedicarle más tiempo a lo que este consideraba un “trabajo”. Cuando cumplió los 18 años, se fue de la casa, sin dar más explicaciones que su deseo de libertad, rentó una pequeña casa en un barrio humilde y se dedicó a pedir plata en los semáforos de ocho de la mañana a seis de la tarde, con unos ingresos entre diez y quince mil pesos diarios, suficiente para vivir sin tanto esfuerzo, según palabras de Luis. Es cuestión de saber vivir de la caridad humana y para eso no hay que estudiar tanto ni trabajar y menos tener que soportar a un jefe dando órdenes. ¿Eso es libertad? ¿Está bien vivir y abusar de la caridad humana? ¿Puede ser considerado un trabajo lo que hace Luis?

  • Temas éticos involucrados
  • Desenlace
  • Comentario
  • Conclusión

Y para primaria podemos consular el siguiente: Dilemas Morales para primaria. Educar Chile

sin-titulo

 

 

Publicado en Práctica docente | Etiquetado | 1 Comentario

Aplicación en el aula del Seminario socrático como método que favorece la inclusión educativa.


En la relación de nuestros educandos existen diferencias que en vez de enriquecer lleva a conflictos entre ellos. Estas diferencias están dadas por cuestiones económicas-sociales, raciales, religiosas, de sexo, interculturales/multiculturales, entre otras.

Cabe resaltar que para encausar este tipo de conflictos, que se origina en la diversidad, debemos partir por una inclusión de los valores. La intolerancia a la diversidad es, en lo más profundo, un problema ético de valores, especialmente de aquellos que abarca lo social y lo ciudadano. Aunque es humano y a veces inevitable el desarrollo de conflictos, éstos se resuelven a través del respeto, el diálogo y la concertación. Y aquí entra en juego el método que proponemos para la aplicación en nuestras aulas que se basa sobre estos tres pilares, especialmente en el diálogo.

¿Qué es un seminario socrático?

Esta técnica consiste en la exploración de ideas mediante el diálogo abierto entre los estudiantes, que no es debate y menos discusión, a partir de la lectura y análisis de un texto determinado: cuentos, parábolas, fábulas, leyendas, relatos, historias, entre otros. También, podemos utilizar alternativamente una imagen, una música y un vídeo.

De esta manera se busca:

  • Un pensamiento crítico, de análisis, de síntesis y de evaluación de ideas y conceptos.
  • El desarrollo de habilidades sociales que se potencia a partir de la capacidad de expresarse y escuchar a los demás.
  • La participación en el patrimonio cultural por medio del contacto directo con obras y autores que nos brinda un contenido con un mensaje, con valores para poder concientizarlos y aplicarlos a nuestra vida.

Para esto, podemos realizar un apunte con material adecuado con textos, imágenes, poesías y las anteriormente mencionadas que podemos ir acrecentando con más contenidos con el tiempo y quitando, a su vez, aquellos que consideramos que no tuvieron el resultado esperado. ¿Qué contenidos debe tener nuestros textos? En nuestro caso, según lo planteado inicialmente, aquellos que nos deje un mensaje sobre valores que nos ayuden a una mejor con-vivencia: acertividad, amabilidad, amistad, bondad, colaboración, compartir, comprensión, cortesía, diálogo, empatía, generosidad, perdón, prudencia, respeto, solidaridad, tolerancia, entre otras.

¿Cómo podemos empezar nuestro cuadernillo? Con tiempo y paciencia buscando lo más adecuado según lo que queremos trabajar para realizar un diálogo productivo entre nuestros educandos. Hay mucho material en la web que podemos buscar. Por ejemplo te doy algunos de muestra:

En cuanto al rol del docente a cargo, el mismo no explica el texto sino que desarrolla “una forma de enseñar mediante el uso de preguntas y conducción del diálogo, ayudando a los estudiantes a elevar sus mentes a un estado de comprender”.  Tareas típicas del docente son: abrir el diálogo mediante una pregunta inicial, reconducir el diálogo, pedir aclaraciones de frases equivocas, poner en evidencia las inferencias incorrectas, recordar las reglas del seminario y hacer preguntas de cierre.

Con respecto a esta técnica hay muy poco material al respecto. Mucho podrán hablar de este método pero de modo incorrecto ya que no es la mayéutica de Sócrates aunque posee su nombre en honor a él. Sin embargo, adquiriendo material al respecto hemos  realizado varias entradas sobre su implementación:

Para que este diálogo sea tal y no se convierta en discusión es recomendable seguir unas reglas:

  • ¿No leyó? No invente.
  • ¿No entendió? No opine sin escuchar.
  • ¿No lo pensó? No hable por hablar.
  • ¿No está de acuerdo? Justifique con respeto.
  • ¿Encontró un error? Señálalo con cortesía.
  • ¿Descubrió una pista? Compártela con generosidad.
  • ¿Tiene una buena idea? Exprésela con claridad.
  • ¿Se le ocurrió una buena idea? Escuche también a los demás.
  • ¿No leyó, no entendió, no pensó? TODOS perdemos.

Como toda actividad académica también se evalúa. Si el seminario consiste esencialmente en lectura y diálogo lo que debe evaluarse es la calidad de la lectura y del diálogo.

También, te dejo algunos consejos para la participación de los educandos.

  • No permanezca confundido, si tienes dudas pide a tus compañeros que la aclaren.
  • Tratar de no irse del tema. Si te sirve, toma nota de los comentarios a los que te gustaría volver.
  • Mantén en mente que está dialogando ideas y no las opiniones de tus compañeros.
  • No es el docente quien valida las opiniones sino el texto, mediado por tus compañeros.
  • Prestar atención a las ideas que se explican y a las posturas, gestos, frases a medio expresar.
  • No interrumpa cuando un compañero o el docente está hablando y evitar conversaciones en paralelo.
  • Antes de hablar pensar en lo que quiere decir.
  • Usar oraciones completas y claras, y decirlas bien con buen tono y no gritando o acusando.
  • Siempre volver al texto, buscar ejemplos y evidencias que sustente tu afirmación.

Bibliografía para saber sobre seminario socrático:

  • Strong, Harry P., El hábito de pensar en la sala de clases, Santiago de Chile, Ed. Cuatro Vientos, 2000.
  • Eyzaguirrre, Alejandra. Manual para Seminarios socráticos, Santiago de Chile, Cuatro Vientos, 2002
  • Di Fabio, Hilda E., Comprensión lectora y pensamiento crítico, Buenos. Aires, Ciafic, 1995

induccin-al-mtodo-socrtico-5-728

Imagen: es.slideshare.net
Publicado en Elaboraciones, Práctica docente | Etiquetado , | 3 comentarios

Inclusión y calidad educativa.


Queridos docentes, estas presentaciones sintetizan nuestra visión de Inclusión y calidad educativa. Todas las entradas, como la de nuestra fanspage: https://www.facebook.com/Inclusioncalidadeducativa/, responden a esta propuesta.

¿Qué es Inclusión y Calidad Educativa?

¿Podemos considerar otras relaciones distintas para incluir en la educación, además de la diversidad y las desigualdades en la relación con el otro? Propongo:
1. Una inclusión de la misma persona, mirada desde una perspectiva global e integral.
2. Una inclusión que tenga en cuenta el entorno social, instituciones que poseen contenidos válidos para la enseñanza.
3. Inclusión que tenga en cuenta la historicidad del niño —o joven—, que no es solo tener en cuenta su historia pasada sino, también, su proyección futura: su vocación.
4. Inclusión que considere al niño —o joven— como un ser que aprende en su relación con el mundo en el que vive: su medio ambiente, su cultura, la tecnología.
5. Inclusión que asume los valores que afectan a la persona toda, asumirlos y encarnarlos en su obrar para su realización como persona total.
6. Podemos considerar una inclusión que aúna a las demás inclusiones. Que a través de ella realice un efecto organizador de la multidimensión inclusiva en la educación. Una inclusión que forje un “estilo de vida” original y único. Aquello que le dé “sentido a su vida”.— Jorge Luis Prioretti.
http://elpais.com/elpais/2014/12/22/opinion/1419266029_537685.html

Inclusión Integral

Calidad Educativa

Publicado en Elaboraciones | Etiquetado , | Deja un comentario

PONER FIN a la violencia en la escuela.


Guía para los docentes. UNESCO

Si el mundo quiere alcanzar los objetivos de la Educación para Todos, se ha de prestar atención al problema de la violencia en los contextos de aprendizaje.

Esta guía representa un paso importante hacia la prevención y eliminación de la violencia escolar y es el fruto del esfuerzo concertado de una amplia gama de expertos, educadores, partes interesadas e instituciones competentes con miras a ese fin.

Ver además:

Publicado en Biblioteca docente, Práctica docente | Etiquetado , | 3 comentarios

El futuro ya llegó… pero no a la escuela argentina


¿Qué nos atrasa y dónde está el futuro de nuestra educación?

Un sistema de educación equitativo y de calidad debe garantizar inclusión y aprendizaje significativo para todos los niños y jóvenes, ya que solo de ese modo lograremos la verdadera justicia educativa en Argentina.

La sociedad del conocimiento y el desarrollo de Internet nos obligan a repensar el modelo pedagógico tradicional que hoy se ha vuelto obsoleto. Los saberes disciplinares, desconectados unos de otros, que la escuela tradicional intentó que los chicos incorporaran en gran medida a través de la memorización, ya no son apropiados en un mundo en que la información está al alcance de un click donde, de modo inmediato, accedemos a los saberes que la humanidad ha producido. Pedir a nuestras generaciones jóvenes que se sienten pasivamente por horas a recibir una lección expositiva de un maestro es obligarlos a aceptar una situación para ellos incomprensible, sin estímulo, y que, sin lugar a duda, van a resistir. Ellos no aprenden, el comportamiento se ve afectado, y los maestros sienten una enorme frustración.

Compartimos algunas preguntas fundamentales que nos hacemos para intentar colaborar en la reflexión y el diseño de políticas adecuadas para transitar hacia un cambio educativo, apropiado para el siglo XXI: ¿Cómo transitar hacia un modelo donde los estudiantes sean protagonistas en la construcción del conocimiento? ¿Cómo desarrollar a los maestros para que pasen a ser facilitadores en el proceso que lleva a los alumnos a aprender a aprender, a resolver problemas, a clasificar información, a trabajar de manera colaborativa y por proyectos? ¿Cómo convertir las aulas en verdaderos laboratorios de innovación? ¿Cómo transitar del modelo pedagógico homogéneo, donde los saberes los imparte el docente a todos sus alumnos por igual, a uno heterogéneo, que respete la diversidad de intereses, ritmos de aprendizaje, talentos, y sueños de cada alumno?

Debemos acordar como sociedad cuál es el nuevo rumbo, y cómo comenzar a transitarlo. Esperamos que este aporte, basado en los avances académicos sobre el tema, contribuya al debate constructivo y a dar luz a las políticas necesarias que un nuevo paradigma educativo requiere, en miras al desarrollo genuino de nuestros pequeños y jóvenes, que son, sin ninguna duda, nuestro recurso más valioso.

Agustina Blanco

Ver también:

Publicado en Biblioteca docente, Práctica docente | Etiquetado , | Deja un comentario