¿Cuando un docente deja de sufrir angustias y estrés al dar clases?


“La educación es un acto de amor, es dar vida”, Papa Francisco

Lo que puede ayudar a este problema es cuando nuestra experiencia como padres la llevemos al aula. Ver a cada alumno como un HIJO.
Nuestros hijos nos dan alegrías y preocupaciones. Uno no se enoja por tener un hijo que hace tal o cual cosa mal. Lo ayuda dentro de sus posibilidades, lo aconseja, lo habla, le da testimonio de vida… de valores.
Cuando uno comprende esto se distenciona en su profesión y encuentra el sentido apostólico de la misma que muy pocas profesiones posee este alcance.

El Papa no dice “dar la vida” sino “dar vida”. Esto es importante discernir.

News.Va – Sitio oficial del Vaticano

1_0_772960

#ICE_Reflexiones #ICE_CalidadEducativa

Acerca de Lic AUS Jorge Luis Prioretti

Licenciado en Organizaciones sociales y culturales - USAL. Analista universitario en sistemas - UTN. Profesor Sup. Filosofía y Cs. Educación.
Esta entrada fue publicada en Elaboraciones, Reflexiones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s