Alumnos con trastorno de conducta en los centros educativos.


Los estudios sobre problemas de conducta identifican una dimensión denominada como Trastorno de Conducta que se caracteriza por la presencia de: peleas, desobediencia, rabietas, destructividad, impertinencia y falta de colaboración (Baum, 1993).
Para que los docentes puedan intervenir de la forma más eficaz posible con alumnos que padecen alguno de estos trastornos es necesario que conozcan algunas de sus características fundamentales, así como los factores de riesgo y protección ante dichos trastornos.
Los que con más frecuencia se observan en los centros educativos son: Trastorno disocial, Trastorno negativista desafiante, Trastorno adaptativo con trastorno de comportamiento y Trastorno adaptativo con alteración mixta de las emociones y el comportamiento.

1. Trastorno disocial.
Como característica esencial del trastorno disocial la presencia de un comportamiento persistente y repetitivo que suele presentarse en distintos contextos (hogar, la escuela o comunidad), que viola los derechos básicos de los otros o importantes normas sociales que deberían ser respetadas por el en función de su edad. Estos comportamientos negativos se dividen en cuatro grupos: agresión o amenazas, daños a la propiedad, robos, y violaciones de normas.

Como agresiones o amenazas se identifican las siguientes conductas:
• Comportamiento amenazador o intimidatorio.
• Iniciar peleas.
• Utilizar armas para causar daño físico grave a personas o animales.
• Tener crueldad física con personas.
• Tener crueldad física con animales.
• Robos con violencia.

Es frecuente que en los sujetos con trastorno disocial se presenten las siguientes características:
a) Tienden a minimizar sus problemas comportamentales, e intentan justificar sus actos como respuesta a circunstancias no razonables.
b) Perciben mal las intenciones de los otros y las interpretan como hostiles.
c) Es posible identificar baja autoestima aunque suelen proyectar imagen de «dureza».
d) Labilidad emocional.
e) Baja tolerancia a la frustración.
f) Irritabilidad y arrebatos emocionales.
g) Escasa empatía. A veces pueden expresar remordimiento, pero es difícil evaluar si el sentimiento expresado es sincero, ya que aprenden fácilmente a utilizar esas expresiones para reducir o evitar el castigo.
h) No presentan sentimientos de culpa.
i) Pueden haber presentado trastornos de la comunicación y de aprendizaje, especialmente de lectura.

2. Trastorno negativista desafiante
Este trastorno se caracteriza porque el sujeto se niega a cooperar con el adulto y a cumplir las demandas que le hace. En esas ocasiones suele protagonizar fuertes discusiones con accesos de cólera y pataletas, y mostrar un comportamiento desafiante y hostil.
Los sujetos que presentan este trastorno se muestran generalmente iracundos y resentidos y, como causa o consecuencia de ello, es frecuente que se sientan fácilmente molestados por los otros, a los que suelen acusar de sus errores o problemas de comportamiento. Además, suelen ser rencorosos y vengativos, y son capaces de realizar actos deliberados para molestar a otras personas.

Es frecuente que en los sujetos con trastorno negativista desafiante presenten también las siguientes características:
a) Baja autoestima, observable más fácilmente durante los primeros años escolares.
b) Labilidad emocional.
c) Baja tolerancia a la frustración.
d) Gran actividad motora.
e) Justifican sus actos como respuesta a circunstancias no razonables.
f) Pueden presentar trastornos de la comunicación y de aprendizaje, especialmente de lectura.

3. Trastornos adaptativos
Estos trastornos se originan porque se produce incidente estresante para el sujeto y éste reacciona con un malestar que es superior al que se podría esperar dada la naturaleza del estresante. Es frecuente observar una disminución del rendimiento en la escuela y cambios temporales en las relaciones sociales que el sujeto mantenía normalmente; como resultado, se puede llegar a producir un deterioro significativo de la actividad social o escolar.

Los trastornos adaptativos que pueden ocasionar problemas de comportamiento escolar son:
a) Trastorno adaptativo con trastorno de comportamiento. La manifestación predominante es una alteración del comportamiento en la que hay una violación de los derechos de los demás o de las normas y reglas sociales apropiadas a la edad del sujeto (p. ej., vagancia, vandalismo, conducción irresponsable, peleas e incumplimiento de sus responsabilidades).
b) Trastorno adaptativo con alteración mixta de las emociones y el comportamiento. En este caso se producen las manifestaciones descritas del trastorno de comportamiento y aparecen síntomas emocionales (depresión y ansiedad).

Ángel Calvo Rodríguez y Nadia Calvo Tendero

10410649_1652819444938139_7554347167464130551_n

Acerca de Lic AUS Jorge Luis Prioretti

Licenciado en Organizaciones sociales y culturales - USAL. Analista universitario en sistemas - UTN. Profesor Sup. Filosofía y Cs. Educación.
Esta entrada fue publicada en Práctica docente, Recursos docentes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s