Inclusión cultural y tecnológica. El hombre “ser – en- el- mundo”. Reflexión.


No somos espectadores pasivos en el mundo: estamos en diálogo con él. Mediante la ciencia, la técnica y el arte ponemos un sello espiritual a la materia y la “hominizamos”, llenándola de significados: elevamos la “naturaleza” al rango de “cultura”.

– Este concepto de envergadura para la educación, ya que lo que aprendemos es por estar relación con el mundo: ser-en-el-mundo: las ciencias, las artes, nuestra cultura. Y por otro lado, lo que aprendemos es para ser un determinado modo de ser-en-el-mundo: nuestra profesión, nuestro trabajo. –

Es decir, nos referimos al mundo del hombre, ese mundo que hemos construido a través de nuestras propias experiencias, teñido de subjetividad, ese mundo cuya visión vamos modificando a través de los años y de las generaciones. Nos movemos en un ámbito repleto de significados, en un ambiente organizado por el hombre mismo.

1. El hombre y su relación con el mundo
El hombre, si es corporal es un ser en el mundo. El mundo es un mundo para el hombre, porque el hombre es un ser en el mundo. En este sentido, la relación entre el hombre y el mundo es necesaria; sin relacionarse con el mundo el hombre no puede ejercer su existencia. Por otro lado, sin el hombre, el mundo sería puro despliegue de causas y efectos naturales.

2. La Cultura como un modo de Estar-en-el-mundo.
Este aspecto desde el punto de vista comunitario, es decir, el hombre en comunión con otros en un determinado entorno, su mundo; ese ser-en-en-mundo-con-otros fue dando origen a la Cultura, como una determinada manera de relacionarse con el mundo, una determinada manera de ser-con-otros-en-el-mundo, en un juego de transformación de este y de condicionamiento por este.

3. La tecnología como un modo de Hacer-su-mundo.
La libertad tiene una enorme capacidad de modificación del entorno mundano del hombre. El desarrollo progresivo de la técnica ha permitido al hombre dominar cada vez más las fuerzas naturales, y configurar ámbitos más según sus proyectos y menos según los condicionamientos que la naturaleza suponía. Ese “mundo” habla, y es entendido por el hombre, en los términos de la ciencia positiva y de la utilidad práctica.

11170367_1634802106739873_1977820055806547263_n

Acerca de Lic AUS Jorge Luis Prioretti

Licenciado en Organizaciones sociales y culturales - USAL. Analista universitario en sistemas - UTN. Profesor Sup. Filosofía y Cs. Educación.
Esta entrada fue publicada en Elaboraciones, Práctica docente y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s