Inclusión existencial. Reflexión.


Pero lo más importante en la educación, su objetivo final que aúna a las demás inclusiones es quizás esta.
La persona dotado de libertad y con ella, cada uno, tiene que ir creando un “estilo de vida” original, único, tiene que “optar por una forma determinada de conducta en función de lo que pretenda realizar con su vida”. Aquello que le dé “Sentido a su vida”.
La raíz de fondo, el núcleo del problema de nuestros jóvenes, como del adulto, es una frustración de vida profunda que por más que cambiemos de estrategias metodológicas esto no basta.

Problema actual del hombre
Muchas son las vivencias de fracaso y de frustración del hombre actual pero la más importante de ellas y sobre todo la frustración existencial. Con respecto a este tema seguiré a Víctor Frankl autor de “El hombre en busca de sentido”.
Víctor Frankl dice que hoy es una época de frustración existencial. La neurosis es, en última instancia, un sufrimiento del alma que no ha encontrado su sentido.
La vivencia del fracaso que se manifiesta en el “para qué” de la vida, del “sentido”, ha engendrado el hartazgo, ese “hastío que vivimos” que, en nuestras sociedades de consumo en lo más profundo no nos colma como personas.
El hombre sufre la experiencia del vacío y de la nada frente a una sociedad de consumo e industrializada, y cuando más nos encontramos con nosotros mismos más se incrementa, por eso, la tendencia de ocupar nuestro tiempo.
La raíz última de esta frustración consiste, entonces, en no hallarle sentido a la propia existencia. De ahí nace por reacción la necesidad urgente e insuprimible de encontrarle a la vida un significado último y definitivo, de lograr una concepción del mundo a partir de la cual la vida merezca vivirse. ¿Cuál es mi finalidad?
Hablar del sentido es hablar del valor, de la orientación, de la finalidad de la vida de la persona. “Desde que el hombre se instala en la racionalidad, quiere no solo ser y obrar, sino además saber para qué es y obra, hacia dónde se encamina, cuál es el desenlace de la trama en que se ha visto implicado por el simple hecho de existir”.

(Frankl sobrevivió al Holocausto, incluso tras haber estado en cuatro campos de concentración nazis, incluyendo el de Auschwitz, desde 1942 a 1945. Debido en parte a su sufrimiento durante su vida en los campos de concentración y mientras estaba en ellos, Frankl desarrolló una nueva psicoterapia conocido como Logoterapia.)

10006612_1636801826539901_3408601093816500812_n

 

Acerca de Lic AUS Jorge Luis Prioretti

Licenciado en Organizaciones sociales y culturales - USAL. Analista universitario en sistemas - UTN. Profesor Sup. Filosofía y Cs. Educación.
Esta entrada fue publicada en Elaboraciones, Mafalda, Práctica docente y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Inclusión existencial. Reflexión.

  1. Pingback: Bullying: interpretado desde una inclusión integral. 1º parte | Inclusión y calidad educativa

  2. Pingback: Los desafíos de la educación básica en el siglo XXI. Aprender a vivir juntos y aprender a aprender. | Inclusión y calidad educativa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s