Inclusión tecno cultural. La alfabetización múltiple para la equidad en el acceso a la cultura y la tecnología .


La alfabetización, es decir, el proceso de capacitación de un individuo para que pueda acceder y comprender las formas simbólicas y los contenidos de los medios de comunicación y la adquisición de destrezas de uso inteligente de las nuevas tecnologías pasa, al menos, por el dominio instrumental de las mismas junto con la adquisición de competencias relacionadas con la búsqueda, análisis, selección y comunicación de datos e informaciones para que el alumno transforme la información en conocimiento.
Dicho de otro modo, la alfabetización en la cultura digital supone aprender a manejar la tecnología de la información y, fundamentalmente, el desarrollo de competencias o habilidades cognitivas relacionadas con la obtención, comprensión y elaboración de información. A estos ámbitos formativos habremos de añadir el cultivo y desarrollo de actitudes y valores que otorguen sentido y significado moral, ideológico y político a las acciones desarrolladas con la tecnología. Es decir, se requerirá plantear y desarrollar valores y actitudes de naturaleza social y política con relación a las tecnologías.
En consecuencia, un modelo educativo integral para la alfabetización en el uso de las nuevas tecnologías requiere el desarrollo de cuatro ámbitos o dimensiones formativas:
• Dimensión instrumental: relativa al dominio técnico de cada tecnología.
• Dimensión cognitiva: relativa a la adquisición de los conocimientos y habilidades específicos que permitan buscar, seleccionar, analizar, comprender y recrear la enorme cantidad de información a la que se accede a través de las nuevas tecnologías. Es decir, aprender a utilizar de forma inteligente la información.
• Dimensión actitudinal: relativa al desarrollo un conjunto de valores y actitudes hacia la tecnología de modo que no se caiga ni en un posicionamiento tecno fóbico (es decir, que se las rechace sistemáticamente) ni en una actitud de aceptación acrítica y sumisa de las mismas.
• Dimensión política: relativa a la toma de conciencia de que las tecnologías de la información y comunicación no son asépticas ni neutrales desde un punto de vista social, sino que las mismas inciden significativamente en el entorno cultural y político de nuestra sociedad.
Este planteamiento de la alfabetización, como hemos señalado, es deudor de las ideas expresadas por Paulo Freire en el sentido de que la alfabetización no sólo es un problema técnico de adquisición de la mecánica codificadora de los símbolos de la lectoescritura, sino un aprendizaje profundo y global que ayuda al sujeto a emanciparse, a reconocer la realidad que le circunda y en consecuencia, a reflexionar sobre la misma y actuar en consecuencia con su pensamiento. La alfabetización, desde esta perspectiva, debe representar la adquisición de los recursos intelectuales necesarios para interactuar tanto con la cultura existente como para recrearla de un modo crítico y emancipador.
El reto escolar a esta “inclusión tecno cultural”, por tanto, es formar al alumnado como un usuario competente en el tratamiento de la información la cual se transmite y cualificarlo para interactuar inteligentemente con variadas formas culturales.
Dicho en otras palabras la escuela debe cualificar a los niños y jóvenes como usuarios cultos y críticos del conocimiento y de las formas expresivas actualmente vigentes en los medios impresos, audiovisuales e informáticos. En esto consiste esencialmente la alfabetización múltiple. La escuela debe acometer y desarrollar un modelo de alfabetización múltiple en cuanto capacita al alumno como un sujeto que posee las competencias necesarias para obtener, comprender y difundir la información. El reto escolar, por tanto es formar al alumnado como un usuario competente en el tratamiento de la información independientemente del vehículo, forma simbólica o tecnología a través de la cual se transmite. En definitiva, la alfabetización múltiple pretende que el alumnado adquiera las destrezas instrumentales, cognitivas, actitudinales y axiológicas para un uso inteligente y crítico de la información.

1897911_1654359978117419_6108222213013828969_n

Acerca de Lic AUS Jorge Luis Prioretti

Licenciado en Organizaciones sociales y culturales - USAL. Analista universitario en sistemas - UTN. Profesor Sup. Filosofía y Cs. Educación.
Esta entrada fue publicada en Reflexiones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Inclusión tecno cultural. La alfabetización múltiple para la equidad en el acceso a la cultura y la tecnología .

  1. Pingback: Inclusión Cultural y Tecnológica: fundamentos, pedagogía y técnicas de enseñanza. | Inclusión y calidad educativa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s