¿Qué aportan las neurociencias a mi práctica docente?


El “camino largo” que deben transitar los diferentes estímulos e informaciones hasta llegar a los lóbulos prefrontales para tomar conciencia de estos, es un camino en donde el docente puede realizar intervenciones y favorecer la capacidad de recibir, comprender, organizar y usar esa nueva información.

  1. Como “la atención” es el paso previo al aprendizaje y la memorización, es necesario que se realicen acciones concretas para lograrlo. Por ejemplo dedicar los primeros minutos de la clase para concentrar la atención de los alumnos a partir de actividades lúdicas y relacionadas con los temas vistos, es una excelente forma de atraer la atención y recordar contenidos necesarios para la clase del día.
    La atención sostenida es un recurso limitado, ya que requiere de un alto consumo de energía. Nuestro cerebro se cansará rápidamente, por lo que es importante proponer actividades que permitan descansar y reponer energía. También graduar el nivel de exigencia en las tareas.
    Si esto no ocurre, el autocontrol será menor y las distracciones inevitablemente se harán presentes.
    Comprendiendo cómo fluctúa la atención se pueden elaborar actividades específicas y acordes a cada momento: en un primer momento de la clase en donde rápidamente se logra un período de alta atención se pueden presentar los contenidos a trabajar en la clase y su relación con temas vistos; también una introducción y desarrollo de los mismos.
    En un segundo período en donde la atención disminuye se puede plantear alguna tarea que no requiera tanta concentración o una actividad lúdica para descansar y recuperar la energía.
    En el último tramo de la clase, en donde la atención comienza a elevarse y sostenerse se pueden plantear tareas más complejas para que se pongan en práctica y se revisen los contenidos trabajados
    No solo el conocimiento sobre cómo funciona el cerebro aporta grandes beneficios a nuestras clases y al aprendizaje de los alumnos. Específicamente entendiendo cómo trabaja el cerebro emocional comprobamos la idea de que las emociones juegan un papel crucial en el aprendizaje.
  2. El “camino largo” que debe transitar la información hasta convertirse en conocimiento tiene un aliado fundamental que son “las emociones, pero también pueden llegar a ser su gran enemigo.
    Como docentes tenemos que considerar todos los aspectos del contexto y podemos trabajar sobre un gran número de elementos: desde las condiciones físicas del aula como del clima “emocional” en ella.
    Antes de entrar al aula, puedo tomar conciencia de mi estado emocional y adaptarlo a un estado que favorezca mi labor docente y que “contagie” esa sensación a mis alumnos. Nuestro cerebro es social, nos vemos afectados por las emociones de los otros, ante los estímulos se activan las neuronas espejo de nuestro cerebro y músculos faciales. Estas neuronas contribuyen a hacer propias las sensaciones y emociones de los otros, ya que se activan circuitos que son los mismos que los de la otra persona.
    Durante el transcurso de la clase se debe monitorear el estado emocional de la clase y ajustar si es necesario con alguna actividad para salir de un estado emocional no deseado, ofreciendo alguna actividad para desviar la atención (hablar de lo que hicieron el día anterior, algún evento importante para ellos) o ejercicios de relajación si la respuesta emocional así lo requiere.
    Cuanto mayor sea el compromiso emocional, menor será la capacidad de utilizar las facultades más elevadas de los lóbulos prefrontales que tienen que ver con el funcionamiento cognitivo, la conducta, el control emocional y la interacción social.
    Las emociones no son obstáculos, sino grandes aliadas del aprendizaje. En el aula se nos presentan constantemente oportunidades para trabajarlas, permitiéndonos prevenir conflictos o resolverlos cuando estos ocurren.

Alejandra Cabassi

1891183_1653867471500003_1599549077065990445_n

 

Acerca de Lic AUS Jorge Luis Prioretti

Licenciado en Organizaciones sociales y culturales - USAL. Analista universitario en sistemas - UTN. Profesor Sup. Filosofía y Cs. Educación.
Esta entrada fue publicada en Práctica docente y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s