Respuesta educativa a los alumnos con trastorno de conducta.


Una vez realizado el diagnóstico de trastorno de conducta hay que determinar las necesidades educativas del alumno e indicar los recursos tanto personales como materiales necesarios para dar una respuesta adecuada.
Es necesario que la escuela elabore una respuesta educativa adaptada para trabajar con ese tipo de alumnos. Esta respuesta estará determinada por el comportamiento que tenga el alumno y por la presencia o ausencia habilidades que afecten a sus problemas de relación.
En general, esta respuesta buscará conseguir los siguientes objetivos:
• Evitar, dentro de lo posible, que se produzcan situaciones que se han identificado como generadoras de conflictos.
• Una vez originada una situación conflictiva, evitar que se desarrolle utilizando técnicas de gestión eficaz de aula.
• Crear circunstancias que sean incompatibles con la aparición de situaciones en las que el alumno suele originar conflictos.

En concreto se proponen las siguientes actuaciones:

a) Dar información al alumno de forma clara sobre las reglas que existen en la institución escolar. Se trata de “mostrar que en la escuela existen unas normas que todos deben cumplir, que estas normas benefician a todos, y que si alguien no respeta esas normas será sancionado”.

b) Establecer “una relación positiva con el alumno” pero evitando que manipule al docente. Para ello es necesario tener en cuenta:
• Es normal tener la necesidad de recibir la atención de las personas del grupo y obtener un determinado estatus en el mismo, pero esta atención y posición es necesario conseguirla “mediante comportamientos socialmente adaptados”.
• Se plantea la necesidad de pasar desde una situación reactiva (actuar sancionando cuando el alumno se porta mal), a una “situación proactiva” (establecer unas circunstancias escolares que faciliten la buena conducta del alumno y, que en esos momentos pueda recibir la atención del adulto por su buen comportamiento).

c) Para detener esta conducta se debe “evitar que se incremente la activación emocional del alumno”. Por ello hay que procurar:
• No dirigirse al alumno con expresiones que contengan juicios sobre su continuo mal comportamiento, sobre su carácter conflictivo, etc.
• Dar una respuesta que ofrezca una salida de la situación que no sea interpretada como una derrota, ni que le haga sentirse en ridículo.
• “Actuar antes de que el alumno se haya activado emocionalmente en exceso”. Este aspecto se tendrá especialmente en cuenta si el problema se ha producido en presencia de otros compañeros.
• “El tono de voz y la expresión corporal del profesor no debe reflejar la tensión que en ese momento pueda sentir”.
• No hacer comentarios explícitos para que el alumno se relaje o se tranquilice, ya que esos comentarios con frecuencia tienen un efecto contrario al que se pretendía.

d) “Hacer extensiva este tipo de actuación en la familia” y monitorizar la eficacia de las intervenciones de los padres.

e) “Facilitar el éxito escolar”. Frecuentemente los alumnos con dificultades graves de relación han acumulado una experiencia considerable de fracaso, que motiva que la situación de enseñanza resulte particularmente aversiva; por ello se entiende que se encuentren emocionalmente más activados en la escuela. Teniendo en cuenta ese aspecto hay que plantearse la necesidad de elaborar una adaptación curricular que facilite el éxito escolar teniendo en cuenta de forma realista, el nivel de competencia curricular del alumno, sus capacidades cognitivas, su edad, sus expectativas de futuro y su entorno.

f) Introducir en el currículo objetivos y contenidos relacionados con la problemática específica que plantea. En los alumnos con trastorno de comportamiento se ha identificado un retraso en el desarrollo de determinadas habilidades cognitivas (habilidades ejecutivas, habilidades en el procesamiento del lenguaje, habilidad para regular las emociones, flexibilidad cognitiva) y habilidades sociales. Por lo tanto, será necesario realizar actividades específicas dirigidas a desarrollar aquellas habilidades deficientes.

11401316_1653096844910399_3348849730552237070_n

 

Acerca de Lic AUS Jorge Luis Prioretti

Licenciado en Organizaciones sociales y culturales - USAL. Analista universitario en sistemas - UTN. Profesor Sup. Filosofía y Cs. Educación.
Esta entrada fue publicada en Práctica docente, Recursos docentes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s