8º saber para una educación del futuro.


Para completar estas últimas entradas en cuanto se debe educar un pensamiento visto en diversas dimensiones considerando que la persona es un “ser psicofísico-espiritual”

El colegio no solo debe educar al alumno en saberes: cognitivos y procedimentales. Falta una tercera dimensión que actualmente no se tiene en cuenta: “Actitud de emprendimiento”.

Todos podemos aprender conocimientos cognitivos, algunos mejor que otros, más que otros, etc. Luego, podemos aprender a aplicar esos conocimientos en la realización de algo. Pero, falta un paso, la actitud de emprendimiento.

Vamos a poner un ejemplo desde el punto de vista de la educación religiosa. ¿Es bueno saberse la Biblia? Por su puesto que sí. ¿Pero con saberla tan solo que se gana? Se gana si ese conocimiento “se aplica” a la vida, ser bueno. ¿Pero, yo soy bueno, y mi entorno que critico por injusticias las cuales me afectan pero no hago nada? Falta un paso, comprometerme, unirme con otros y ser apóstol de lo que predico y aplico a mi vida. Esto es otra cosa y no cualquiera lo hace.

Si en el colegio aprendí muchas cosas y hacer mejor otras, como puede ser que al egresar no pueda insertarme laboralmente. Dependo de que un negocio, empresa o institución que me de una oportunidad. Vos mismo sos tu oportunidad. Esta actitud es importante para la educación futura. Y no se trata de iniciativas o emprendimientos de negocios. Sino que es válido:

  • para un profesional.
  • para un deportista.
  • para crear una Institución social.
  • para crear una Asociación benéfica, cooperativa, etc.
  • como artista.
  • para afrontar los problemas cotidianos de nuestra vida.

La voluntad, el miedo al fracaso, la desconfianza en ti mismo, enfrentarse a dificultades, etc., son obstáculos que se pueden suprimir o hacerlos más amables con la actitud emprendedora. Y esta se debe aprender desde el colegio.

Pero, ¿qué es la actitud emprendedora?

Es no aceptar tu estado, el status quo. Es una actitud de querer cambiar las cosas. Es tener un espíritu de iniciativa. Es una manera de ver el mundo. Es una manera de no quedarse en la queja fácil, de no consigo trabajo de que muchas cosas son injustas, de que nadie me da una oportunidad. Es preguntarse ¿cómo podría ser mejor? Es la voluntad de construir tu propio proyecto. Es el espíritu del niño que nunca quiso renunciar a que sus sueños se pudieran hacer realidad.

emprender_para_la_vida

Imagen: redemprendia.org

Acerca de Lic AUS Jorge Luis Prioretti

Licenciado en Organizaciones sociales y culturales - USAL. Analista universitario en sistemas - UTN. Profesor Sup. Filosofía y Cs. Educación.
Esta entrada fue publicada en Elaboraciones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a 8º saber para una educación del futuro.

  1. Pingback: Proyecto Tecnológico – 1º año “A” – Escuelas Pías | Mis clases

  2. Pingback: Análisis de Productos 2016 – 2º años – Escuelas Pías | Mis clases

  3. Pingback: Inclusión Intrapersonal: El educando como ser psicofísico (fundamentos, pedagogías y técnicas de enseñanza) | Inclusión y calidad educativa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s