Bullying: interpretado desde una inclusión integral. (1º parte)


Después de varias entradas que desarrollamos diversos aspectos que hace a una inclusión interpersonal, de la cual una de ellas trataba sobre la “discriminación”, nos parece oportuno desarrollar ampliamente un tema que preocupa en la vida institucional escolar y es tema que abarca esta inclusión: el bullying. Este tema enlaza varios tipos de inclusiones de forma integral: relacional, ética y existencial. Nos basamos en datos aportados por Cecilia Salgado Lévano en su “Revisión de las investigaciones acerca del bullying”.

Hoy en día vivimos una época marcada por la incertidumbre, la crisis de valores, las carencias afectivas, las familias quebradas, el egoísmo y el vacío existencial. Por esta razón fomentamos una “inclusión integral” que no solo abarca lo relacional sino, también, lo ético y existencial. El tema de bullying no es solo discriminación hacia el otro por cuestiones de tipo relacional sino que están afectados aspectos axiológicos e existenciales. A esto podemos agregar paralelamente una sobrevaloración de la tecnología, hasta el punto de haber dejado que sea ésta la que en muchos sentidos gobierne nuestras vidas. (Ver publicación http://elpais.com/elpais/2014/12/22/opinion/1419266029_537685.html)

El colegio atraviesa una de sus etapas más difíciles debido a que ha dejado de ser el lugar seguro y confiable donde nuestros jóvenes van a aprender y a desarrollarse cognitiva, social y afectivamente; para convertirse en un lugar donde muchos sufren lo que es el maltrato entre iguales: la humillación, la discriminación, la exclusión social, entre otras situaciones que a la larga configuran en la persona no sólo como víctima, sino también espectador o agresor donde probablemente ciertas conductas inadaptadas pueden verse instaladas, desde la exclusión social hasta conductas altamente violentas.

Aunque se estudia desde los años 70, el fenómeno ha existido prácticamente desde que inició la escolaridad, porque se le considera como una situación inherente a los grupos humanos. Posiblemente sin conocimiento del Bullying como un fenómeno, la declaración de los derechos del niño contempla ya un apartado que lo previene: “el niño debe ser protegido contra las prácticas que puedan fomentar la discriminación racial, religiosa o de cualquier índole. Debe ser educado en espíritu de comprensión, de tolerancia, de amistad entre los pueblos, de paz y fraternidad universal y con plena conciencia de que debe consagrar sus energías y aptitudes al servicio de sus semejantes” (DDN, artículo 10, 1959).

Como señala Uriarte (2006) desde hace tiempo la sociedad conoce que las emociones y las relaciones sociales influyen en los procesos de enseñanza aprendizaje y encarga a la escuela que, además de los objetivos cognoscitivos e instrumentales, también los aspectos del desarrollo socioafectivo se conviertan en objetivos educativos explícitos. Así se especifica en el informe a la UNESCO de la Comisión Internacional sobre la Educación del siglo XXI, cuando propone organizar la educación en torno a los «cuatro aprendizajes fundamentales», que son los pilares del conocimiento para cada persona en el transcurso de la vida: aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a ser y aprender a vivir juntos que hemos desarrollado en entradas anteriores.

Particularmente, creemos que es necesario profundizar en los dos últimos (aprender a ser y aprender a vivir juntos), porque a pesar de las actuales exigencias y demandas que representa vivir en la sociedad, son las más descuidadas y olvidadas. (Ver entrada: https://inclusioncalidadeducativa.wordpress.com/2015/09/08/las-cuatro-bases-que-sostienen-la-estructura-de-una-educacion-futura-saber-ser-aprender-a-hacer-y-con-vivir-1o-parte/ )

  1. El aprender a ser nos exige una mayor autonomía y capacidad de juicio junto con el fortalecimiento de la responsabilidad personal en la realización del destino colectivo. Significa ser conscientes de nuestros valores, riquezas, talentos, potencialidades y limitaciones. Sólo aprendiendo a ser buenas personas, es que podremos lograr nuestras más profundas aspiraciones en un clima de respeto, tolerancia, apertura, servicio y donación de sí, dejando atrás los desvalores que en la actualidad parecen gobernar: inclusión ética (ver entrada: https://inclusioncalidadeducativa.wordpress.com/2015/07/05/inclusion-etica-y-sexual-libertad-valores-y-persona/ y https://inclusioncalidadeducativa.wordpress.com/2015/07/05/inclusion-existencial-3/)
  2. El aprender a vivir juntos, consiste en conocer mejor a los demás, su historia, sus tradiciones y su espiritualidad y, a partir de ahí, crear un espíritu nuevo que impulse la realización de proyectos comunes o la solución inteligente y pacífica de los inevitables conflictos, gracias justamente a esta comprensión de que las relaciones de interdependencia son cada vez mayores y a un análisis compartido de los riesgos y retos del futuro. (Citado en Díaz, Martínez & Vásquez, 2011).

Es decir, si entendemos que en los ámbitos educativos, se debería cultivar, estimular e incentivar la posibilidad de aprender a ser y aprender a vivir juntos, significa que nuestros colegios deberían ser escenarios donde se aprenda desde los años más tempranos lo que significa «ser una verdadera persona», no sólo buscar el desarrollo cognitivo, racional -que a pesar de su importancia no es suficiente- sino particularmente el desarrollo emocional, afectivo, social, aprendiendo a crecer como personas, a madurar, a reconocerse y reconocer al otro, a aceptarse en medio de las diferencias y tolerar dichas diferencias, a amar y controlar sus emociones, a convivir pacíficamente, a resolver los conflictos de manera constructiva. Por eso, no basta hablar de una inclusión social sino integral: de la persona misma, ética, vocacional, existencial entre otras. Nos preguntamos ¿Nuestros colegios están cumpliendo con los objetivos que la sociedad ha puesto en sus manos para el presente milenio?

La realidad actual, dista de lo que se espera de los colegios, pues éstos se han convertido en espacios donde impera el maltrato no sólo de profesores con profesores (culpa vs. Confianza: ver https://inclusioncalidadeducativa.wordpress.com/2015/06/29/culpa-vs-confianza-en-la-educacion/), o vinculados a los estudiantes, sino más grave aún, entre los mismos estudiantes, en lo que se ha dado en llamar bullying.

Gázquez, Pérez-Fuentes, Carrión & Santiuste (2010) señalan que los sistemas educativos han asistido a un aumento progresivo del número de conflictos que se producen, lo que supone un deterioro del clima de convivencia escolar, convirtiéndose en un argumento presente en cualquier reflexión acerca de la calidad educativa.
Ortega & Mora Merchán (2008) plantean que el fenómeno del acoso escolar es uno de los problemas que más afecta al clima de convivencia de las aulas de la mayoría de los centros escolares.

Es evidente que la convivencia constituye uno de los aspectos más importantes en las relaciones humanas. Y obviamente como manifestación natural de estas relaciones pueden surgir desavenencias, desacuerdos, comunicación inadecuada, etc., que pueden dar lugar a conflictos interpersonales; por tanto, convivencia y conflicto se presentan en un mismo escenario (Caballero, 2010).
No podemos negar que en la actualidad, los conflictos se resuelven lamentablemente en forma violenta la mayoría de las veces, con manifestaciones que cada vez son más alarmantes, frecuentes e intensas en la población estudiantil desde edades muy tempranas, a vista y paciencia de todos los que formamos la sociedad en su conjunto.

mapa-mental-de-bullyingImagen: cuadrosinoptico.info

Acerca de Lic AUS Jorge Luis Prioretti

Licenciado en Organizaciones sociales y culturales - USAL. Analista universitario en sistemas - UTN. Profesor Sup. Filosofía y Cs. Educación.
Esta entrada fue publicada en Elaboraciones, Recursos docentes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s