El aporte del trabajo de Francois Dubet a la Sociología de la Educación.


En un primer período, desde principios del siglo XX hasta inicios de 1960, la Sociología de la Educación en Francia estuvo dominada por la oposición ideológica entre una perspectiva funcionalista, herencia del trabajo de Emile Durkheim y luego mayormente desarrollado por el sociólogo estadounidense Talcott Parsons, y una perspectiva marxista, representada principalmente por los trabajos de Baudelot y Establet y por Bowles y Gintis en USA. En ambas posturas, la principal función de la escuela es seleccionar a los alumnos para situar a cada uno en una posición determinada. La diferencia es que para el funcionalismo la selección aparece como justa y legítima, mientras que para el marxismo el sistema educativo privilegia los intereses de la burguesía y es por lo tanto un mecanismo de control social y de reproducción de las clases sociales.

Un segundo período que va entre 1960 y fines de los 80s es principalmente caracterizado por la oposición entre el estructuralismo del trabajo de Bourdieu y por el individualismo metodológico de Raymond Boudon.
Los trabajos de Bourdieu tratan de poner de manifiesto los mecanismos de la reproducción social en el sistema educativo, pero a diferencia de la corriente marxista del período anterior, este autor pone énfasis en mecanismos culturales de selección más que en mecanismos económicos. Así, en Los Herederos (1964) Bourdieu y Passeron plantean que la clase favorecida goza de una cultura heredada que es determinante en el éxito escolar. Para estos autores el sistema educativo no toma en consideración las diferencias socioculturales de los alumnos sino que privilegia algunas estructuras o habitus. Por lo tanto, sólo los “herederos” de estos habitus pueden comprender lo implícito, pueden hacerse parte de la pedagogía invisible de la escuela. En definitiva, el habitus de la clase favorecida, se transforma entonces en ventaja escolar, mientras que las clases desfavorecidas viven una situación de constante aculturación.

Las teorías de la reproducción de Bourdieu y Passeron han sido criticadas por su falta de diacronía pues están demasiado ancladas en un período histórico particular. También se ha criticado por el hecho de que la cultura escolar no es necesariamente fija en el tiempo. Quizás la crítica más importante se refiere a que las teorías de la reproducción proporciona una imagen pasiva y homogénea de los profesores, alumnos y apoderados. Por el contrario, los teóricos de la resistencia como Giroux plantean que los jóvenes son capaces de resistirse ante la imposición de una cultura escolar desarrollando contra-culturas.

En el contexto de esta última crítica aparece el trabajo de Raymond Boudon, quien desarrolla la corriente del individualismo metodológico. El plantea que afirmar que la escuela reproduce significa caer en una visión determinista del sistema educativo. Boudon por el contrario, pone énfasis en los actores y en sus estrategias y plantea que los individuos deciden racionalmente tomando en consideración el contexto social, las asimetrías de información y en general la evaluación de costo-beneficio. Es tal el énfasis que Boudon pone en el actor, que plantea incluso que no es necesario pasar por el nivel macro-sociológico para entender las regularidades sociales pues estas son consecuencia de los comportamientos y motivaciones individuales. Boudon entonces, cambia la perspectiva desde la centralidad de la estructura a la centralidad de la estrategia individual y de la suma de estas estrategias individuales (pues el sistema es fruto de las acciones individuales).
Eventualmente se produce un acercamiento de las posturas estructuralistas de Bourdieu con el IM de Boudon. En 1980, Bourdieu plantea que el habitus produce diversas actitudes, prácticas y comportamientos, lo que hace impredecible la actitud de cada actor. En otras palabras, las prácticas individuales gozarían de cierta autonomía con respecto al habitus. Boudon por su parte, pone mayor énfasis en los contextos sociales que restringen las estrategias de los actores.

El trabajo de Dubet

En este contexto surge la corriente contemporánea en la sociología de la educación francesa cuyo principal exponente es el profesor Dubet. El aporte a la sociología de la educación del trabajo de Dubet radica en que:

  • Su trabajo tiene un fuerte asidero empírico a diferencia de los trabajos de Bourdieu por ejemplo quien fue mucho menos asiduo a visitar escuelas y a conversar con alumnos, profesores y padres
  • Su trabajo representa un abandono de las polémicas ideológicas de los periodos anteriores “hace conversar” a las dimensiones macro y micro-sociológicas superando las visiones parciales representadas por los trabajos originales de Bourdieu y de Boudon.
  • También intenta relacionar las dimensiones tanto objetivas como subjetivas, poniendo en el centro del análisis sociológico de la escuela el concepto de experiencia.
  • Finalmente, el trabajo de Dubet trata de integrar la diacronía en su análisis centrándose en los cambios del sistema educativo a lo largo de su historia.

Dubet nos llama la atención sobre dos grandes transformaciones históricas en la escuela republicana: la masificación del sistema educativo y la democratización y feminización del público escolar.

En su trabajo llamado “La Sociología de la experiencia escolar” (en conjunto con Danilo Martuccelli), Dubet plantea que en esta transformación la escuela dejaría de cumplir sus principales funciones por tres motivos:

  • las regulaciones de la escuela republicana no se adaptan al cambio de público. Esto genera dificultades para socializar a los alumnos y para la labor docente debido a la creciente violencia, falta de respeto e indisciplina en las aulas.
  • la escuela tiene cada vez más problemas para preparar a los jóvenes al mundo laboral pues los altos niveles de desempleo, sub-empleo y empleos precarios no garantizan la rentabilidad de los títulos académicos. El esfuerzo ya no es suficiente para encontrar un empleo interesante y bien pagado.
  • al sistema educativo ya no se le exige que forme ciudadanos autónomos, racionales y críticos, sino que forme adecuadamente a trabajadores y técnicos especializados.

El hecho que la escuela no cumpla sus funciones genera tensiones en estudiantes padres y profesores que amenaza la unidad de sus experiencias:

  • Los profesores tienen cada vez más problemas para impartir clases pues el alumnado es cada vez más numeroso y diverso, no está motivado y no respeta las normas de trabajo escolar.
  • Los profesores entonces deben además ejercer como psicólogos o asistentes sociales, como si estuvieran capacitados para resolver todos los problemas de la sociedad.
  • Los alumnos soportan cada vez menos el escaso interés y motivación de los docentes, la falta de sentido de los estudios, la creciente competencia y la incertidumbre respecto al futuro.
  • Los actores deben realizar un trabajo permanente de adaptación para que su experiencia sea la mejor posible. Dice Dubet: “El actor social es un gestionador de la incertidumbre”. La experiencia, pasa a ser un concepto central en la sociología de Dubet.

En su libro la escuela de las oportunidades, Dubet plantea que con la masificación de la educación el sistema educacional pasa a organizarse alrededor del principio de igualdad de oportunidades por el cual todo niño tiene igual derecho a acceder a una educación común.

A diferencia de Bourdieu, Dubet no plantea que la escuela necesariamente reproduce las igualdades sociales. Sin embargo, plantea que el sistema de igualdad de oportunidades genera un sistema injusto, pues está basado en un sistema meritocrático que no “hace justicia” a los vencidos. La escuela jerarquiza a los alumnos en función de sus resultados lo que resulta en una escuela de vencedores y vencidos; los vencedores obtendrán todas la ventajas económicas y sociales, mientras los vencidos serán abandonados a la precariedad. Además, los vencidos, no pueden más que culparse por su fracaso lo que daña su autoestima y, a veces, se torna en violencia escolar. Esta no es una escuela justa.

El autor no cuestiona el principio de la igualdad de oportunidades, pero dice que por sí solo no es suficiente, ya que este principio deja de lado el hecho fundamental de que la escuela es parte de una sociedad que es desigual.

Dubet propone una escuela justa debe combinar otros principios de justicia: distributiva, social e individual. Al respecto nos dice:

  • para todo individuo debe estar garantizada una cultura escolar común. La institución escolar debe dotar de conocimientos básicos, mínimos y elementales a todos los alumnos y asegurar un conjunto de aprendizajes que le permita a los marginados estar relativamente en las mismas condiciones para la carrera escolar.
  • el proceso de educación debe dirigirse a reconocer y formar individuos con independencia de sus desempeños y calificaciones escolares. El sistema debe preocuparse no solo por la excelencia de los vencedores, sino por el destino de los vencidos dando más a quienes menos tienen.
  • En definitiva, Dubet plantea que no debemos olvidar los efectos sociales de las desigualdades escolares. Por más que las desigualdades, medidas en función del mérito, sean justas estas pueden tener consecuencias sociales injustas. La complejidad del problema radica en que la escuela debe evitar ser un espejo de las desigualdades sociales a la entrada y debe a la vez evitar generar desigualdades sociales a la salida

Finalmente, ambos elementos: experiencia y justicia deben ser puestos en la balanza. De este modo, Dubet se pregunta: ¿Queremos un sistema justo con alumnos estresados, suicidas… alumnos poco felices?

Aporte para la comprensión de las políticas educativas.

Dubet plantea que las familias de los alumnos más “exitosos”, generalmente son familias que han comprendido las reglas del juego. Son familias que saben que deben ayudar a los hijos en las tareas, saben que deben evitar que el niño falte a clases, asisten con regularidad a las reuniones de padres… en definitiva, saben que la escolaridad de sus hijos es una inversión y por lo tanto esperan de ella las mejores utilidades. Estos padres orientan a sus hijos hacia los colegios más prestigiosos y a profesiones de mayor rentabilidad social donde las oportunidades del mercado laboral no están tan saturadas. Estas estrategias no resultan de decisiones espontaneas, sino que estas familias saben usar mejor de la información de la cual disponen por que han aprendido mejor las reglas del juego.

Por otro lado, Dubet se pone decididamente del lado de los vencidos. Por lo tanto hay que pensar en una discriminación positiva, o en palabras de Christopher Jencks, en una equidad de tipo compensatoria, donde el sistema educacional se preocupe de compensar a los alumnos que presentan desventajas (físicas, mentales, sociales) a través de una educación de aún mayor calidad.

Quizás uno de los desafíos que nos presenta el trabajo de Dubet se debe a que él llama la atención respecto a los peligros de clasificar a grupos, a agregados de alumnos, como desfavorecidos. Dubet plantea que es en el alumno donde se hacen evidentes las desigualdades sociales y es en el individuo donde se encarnan las posibilidades de promoción educacional, por lo tanto las medidas de discriminación positiva debieran ser pensadas caso a caso, rescatando la experiencia del actor.

Ref.: Carolina Flores
Instituto de Sociología Pontificia Universidad Católica de Chile

#ICE_Artículos #ICE_SociologíaEducación #ICE_Videos

Acerca de Lic AUS Jorge Luis Prioretti

Licenciado en Organizaciones sociales y culturales - USAL. Analista universitario en sistemas - UTN. Profesor Sup. Filosofía y Cs. Educación.
Esta entrada fue publicada en Práctica docente, Videos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s