¿Qué es aprender? – Sus procesos psicológicos


El proceso de aprendizaje.

El proceso de aprendizaje lo realiza las personas con una historia vivida y con anhelos futuros. Una historia de fracasos y de éxitos, de rechazo y de amor o de desamparo, de frustraciones y de logros, de tristeza y de alegrías. Y una proyección transmitida por la familia o por su entorno. Toda esta historia de vivencias juega en favor o en contra del desarrollo del proceso de aprendizaje.

El aprendizaje es un proceso complejo porque cada persona es única y singular en el desarrollo humano ya que es un proceso interno, casi personal que incluye su historia y su proyección vital. Además, involucra a la persona en todas sus dimensiones: lo volitivo-afectivo, lo cognitivo, lo social.

Además, aprender implica un cambio y esto pone en juego la propia identidad personal. Desde nuestra historia y anhelos de vida le damos sentido y significado al aprendizaje. Si hemos crecido dentro de un entorno familiar que nos ha estimulado a aprender tendremos una buena predisposición para el aprendizaje. En caso contrario, es comprensible que nos cueste valorar este proceso. Valorar el aprendizaje tiene que ver con una filosófica y una actitud hacia la vida, ya que aprender implica abrirse al futuro teniendo en cuenta nuestra historia y nuestro entorno.

 El aprendizaje es un proceso psicológico sin dejar de lado una base biológica. La persona humana es un ser psicofísico espiritual conformando un solo ser-en-sí. Es innegable que existe en el hombre única actividad humana, que es “unitariamente sicorgánica en todo, absolutamente en todos sus actos”. X. Zubiri, define al hombre como “inteligencia sentiente”, ya que el hombre se manifiesta intelectivo y sensitivo al mismo tiempo, unitaria y totalmente. (ZUBIRI X., “Sobre el hombre”, Madrid, 1986, p. 482).

Cuando expresamos que es psicológico integramos su dimensión espiritual y cuando consideramos una base biológica es porque cuando pensamos se realizan actividades en el cerebro que está dada por las conexiones neuronales. Además, siempre que en el aprendizaje esta determinado por procesos orgánicos, como la maduración y el crecimiento, pero también el descanso, la alimentación y la salud.

 Los procesos psicológicos

Todos los procesos psicológicos aunque sean internos e inobservables se pueden conocer por los resultados de estos procesos a través de las conductas o de las acciones las personas. Estos procesos psicológicos podemos considerar:

1.- Procesos emocionales o afectivos. Son los que tienen que ver con el mundo de los afectos o sentimientos del sujeto. Los procesos emocionales son los principales responsables de la formación de la personalidad y de la construcción de la identidad. Se llama desarrollo emocional al proceso de formación de la personalidad y de construcción de la identidad.

  • El investigador en neurociencia Francisco Mora (doctor en Neurociencia por la Universidad de Oxford y catedrático de Fisiología de la Universidad Complutense, ha publicado Neuroeducación) asegura que el elemento esencial en el proceso de aprendizaje es la emoción porque sólo se puede aprender aquello que se ama, aquello que le dice algo nuevo a la persona, que significa algo: “Sin emoción –dice– no hay curiosidad, no hay atención, no hay aprendizaje, no hay memoria”. La neurociencia cognitiva ya nos indica, a través del estudio de la actividad de las diferentes áreas del cerebro y sus funciones que solo puede ser verdaderamente aprendido aquello que te dice algo, aquello que llama la atención y genera emoción, aquello que es diferente y sobresale de la monotonía”.
  • La alegría como base del aprendizaje: El científico señala que “los niños hoy aprenden, desde muy pronto, conceptos abstractos en habitaciones y con luz artificial, con el rigor y la seriedad de maestros que se aleja de aquel “juego” primitivo que generaba aprender y memorizar de lo sensorial directo, “con alegría”, base de la atención y el despertar de la curiosidad”. Entender esto hoy en su raíz y desde la perspectiva de cómo funciona el cerebro y sacar ventaja de ello –afirma– “es un primer principio básico de la enseñanza con el que se puede llegar a aprender y memorizar mejor. estos principios se pueden extender en su aplicación no solo a la enseñanza básica o durante la adolescencia sino a los más altos estudios universitarios o a estudios aplicados sea la empresa o la investigación científica”. Asimismo añade que “la neurociencia cognitiva ya nos indica, a través del estudio de la actividad de las diferentes áreas del cerebro y sus funciones que solo puede ser verdaderamente aprendido aquello que te dice algo. aquello que llama la atención y genera emoción. aquello que es diferente y sobresale de la monotonía”. “La atención, ventana del conocimiento, despierta cuando hay algo nuevo en el entorno. Ese ‘algo nuevo’ apela, como hace millones de años, a la supervivencia como último significado” –añade–. “La atención nace de algo que puede significar recompensa (placer) o castigo (peligro) y que por tanto tiene que ver con nuestra propia vida”. “Pero con el devenir evolutivo y la propia civilización –advierte Mora–, aprender y memorizar son mecanismos que los hemos llevado a unos niveles tan abstractos y de tan alto calado social que escapan y se han venido alejando de las raíces inviolables, genéticas y evolutivas, de aquella alegría que en su origen significó verdaderamente aprender y memorizar”.

2.- Procesos cognitivos o intelectuales. Los procesos cognitivos son los relacionados con la formación y funcionamiento de las capacidades intelectuales. Son los principales responsables de la construcción de la inteligencia del sujeto.

  • La palabra cognición denota el proceso por el que las personas adquieren conocimientos a través de las siguientes etapas: la percepción, la atención, la memoria, la comprensión, el pensamiento y el lenguaje. La psicología cognitiva se ocupa del análisis, descripción, comprensión y explicación de los procesos cognoscitivos por los que las personas adquieren, almacenan, recuperan y usan el conocimiento. Su objeto es el funcionamiento de la mente, las operaciones que realiza y resultados de las mismas; la cognición y relaciones con la conducta. En el desarrollo del paradigma cognitivo concurren las explicaciones del conductismo, junto a las aportaciones conceptuales de nuevas disciplinas científicas y tecnológicas, como la teoría de la información y la comunicación, la cibernética, la teoría de la computación, la teoría general de sistemas y la lingüística generativa.

3.- Procesos psicosociales. se entiende el desarrollo de las capacidades del sujeto para relacionarse positiva y provechosamente con el medio que lo rodea, y beneficiarse de esta relación tanto en los aspectos emocionales como cognitivos. Son los que intervienen en la vida de relación del sujeto, ya sea con las personas, con los objetos o con el conocimiento interviniendo tanto en el desarrollo de la personalidad como en el desarrollo de la inteligencia. En la socialización, el individuo aprende las costumbres, ideas, creencias, valores, hábitos y normas de su cultura específica y se adapta a las mismas como parte de su propia personalidad. Para que el individuo se desarrolle íntegramente, lo adquirido debe ser socialmente deseable, siendo el punto de partida de su incorporación. El punto de partida de este proceso lo constituye la internalización que establece la base, primero para la comprensión de los propios semejantes y segundo, para la aprehensión del mundo en cuanto a realidad significativa y social.

  • “Se refiere a las relaciones de las personas entre sí y de las personas y su ambiente social, incluyendo dos dimensiones: Una instrumental y una afectivo – emocional”. Fenómenos que son simultáneamente psicológicos y sociales. Este es el caso de las comunicaciones de masas, del lenguaje, de las influencias que ejercemos los unos sobre los otros, de las imágenes y signos en general, de las representaciones sociales que compartimos.
  • Estos suponen subprocesos de carácter: Cognoscitivo, Emotivo y Motivacional, que tienen consecuencias conductuales.
  • Consustanciadas con las normas y la visión del mundo, generan “estructuras” de comportamiento no conscientemente asumidas. A esto se le ha llamado habitus. Esta noción fue creada por el sociólogo francés Fierre Bourdieu, en 1972. El habitus suponen una codificación no expresa que incluye expectativas sociales respecto de los propios habitus hasta el punto de anticipar las consecuencias de esas acciones, con lo cual también sirven de enlaces coyunturales entre diversas situaciones, reproduciendo las estructuras sociales que los han generado.

El aprendizaje implica un proceso cognitivo y una disposición emocional. El proceso cognitivo del aprendizaje requiere, para funcionar, que se active esta disposición de carácter emocional.

  1. La disposición emocional es inconsciente y está relacionada con los sentimientos y emociones que cada situación de aprendizaje que despierta en la persona y viviéndola de manera diferente; dependiendo:
    1. De sus experiencias de aprendizaje anteriores a través de buenos o malos recuerdos.
    2. De la situación de aprendizaje actual le genera confianza y seguridad.
  1. El proceso cognitivo: Desde el punto de vista cognitivo, el aprendizaje no consiste en incorporar conocimientos en el vacío o en una hoja en blanco sino en modificar conocimientos anteriores, es decir, toda nueva incorporación va a entremezclarse con los conocimientos anteriores. El proceso cognitivo del aprendizaje consiste en un proceso de cambio.

Para resumir, el aprendizaje implica una disposición de tipo emocional y un proceso de tipo cognitivo. En estos dos aspectos del aprendizaje están presentes los procesos psicosociales, porque tanto la disposición emocional como el proceso cognitivo se desarrollan en situaciones de relación social. Así para poder establecer relaciones sociales favorables, cualquier persona necesita que el ambiente sea cercano y conocido. Podríamos decir, que para poder aprender, primero debe establecerse un diálogo cultural. Para poder establecer, como educador, un diálogo cognitivo con el otro, tengo primero que establecer un diálogo cultural y un diálogo emocional.

Podríamos decir que cada persona tiene una matriz de aprendizaje conformada por las dimensiones cognitiva, emocional y psicosocial que se ha ido configurando a lo largo de su historia de vida. Para poder establecer, como educador, un diálogo cognitivo con el otro, tengo primero que establecer un diálogo cultural y un diálogo emocional.

Estas matrices no constituyen una estructura cerrada, sino una gestalt, una estructura en movimiento, susceptible de modificación, a excepción de los más extremos casos de patología” (Quiroga, A. -1986)

Podríamos decir entonces que somos en este aquí y ahora el punto de llegada de una historia social y vincular esas experiencias vitales caracterizada por una trayectoria ininterrumpida de aprendizajes

Por ejemplo, cuando decimos que aprendemos a aprender estamos señalando que aprendemos a organizar y significar nuestras experiencias, nuestras sensaciones, percepciones, emociones, pensamientos. Vamos construyendo hábitos de aprendizaje maneras de percibir, secuencias de conductas.

Por ejemplo integrar el afecto, la acción, y el pensamiento, o disociarlos, constituyen diferentes modalidades de ordenar y significar la experiencia, en definitiva diferentes modalidades de aprender a aprender.

Podemos entonces definir como matriz o modelo interno de aprendizaje a la modalidad con la que cada sujeto organiza y significa el universo de su experiencia, su universo de conocimiento. Esta matriz o modelo interno es una estructura interna, compleja y contradictoria, y se sustenta en una infraestructura biológica. Está socialmente determinada e incluye no solo aspectos conceptuales sino también afectivos, emocionales, y esquemas de acción. Este modelo construido en nuestra trayectoria de aprendizajes, sintetiza y contiene en cada aquí y ahora nuestras potencialidades y nuestros obstáculos. Estas matrices no constituyen una estructura cerrada, sino una estructura en movimiento susceptible de modificaciones.

Bibliografía:
1. Colección programa internacional de formación de educadores populares, ¿Cómo se aprende? – Federación internacional Fe y Alegría.
2. La Neurociencia demuestra que un elemento esencial para el aprendizaje es la EMOCION. Entrevista al científico Francisco Mora al diario El Mundo.
3. Fundamentos antropológicos para una educación inclusiva 1, Jorge Luis Prioretti, es.slideshare.net/prioretti/fundamentos-antropologicos-para-una-educacin-inclusiva-1.
4. Formas de aprender a aprender del libro de la Profesora Ana Quiroga. Matrices de Aprendizaje – Gustavo Maldonado, Docente at Dirección General de Escuelas. U.N.Cuyo
slideplayer.es 1Imagen: slideplayer.es

#ICE_Elaboraciones #ICE_CalidadEducativa.

Acerca de Lic AUS Jorge Luis Prioretti

Licenciado en Organizaciones sociales y culturales - USAL. Analista universitario en sistemas - UTN. Profesor Sup. Filosofía y Cs. Educación.
Esta entrada fue publicada en Elaboraciones, Práctica docente y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s