Perspectivas para una mejor calidad educativa – Educar para un aprendizaje continuo y la teoría del Conectivismo.


El tema de “Hacia una calidad educativa – Educar para empoderar y clases modulares” dejó abierto este segundo aspecto de una educación de calidad adaptada a nuestro tiempos. El aprendizaje continuo y la teoría de aprendizaje conectivista.

 I. Aprendizaje continuo.

La premisa es que no basta enseñar solo contenidos para que el estudiante los memorice, tampoco basta enseñar contenidos significativos sino motivarlos para que el aprendizaje dure toda la vida y para la vida, sin tener siempre como andamiaje un educador humano.

Esta premisa hace referencia:

  • Primero, al aprendizaje conductista,
  • Luego, al constructivista y
  • Por último, al conectivismo.

Pero el aprender continuo no solo se trata de un aprendizaje cognitivo sobre lo que necesito como profesional, padre de familia, a nivel personal, entre otras. Sino que trata, también:

 1. Aprender a ser: los estudiantes ha de aprender a ser desde lo social y lo individual.

Como persona única percibir su interioridad  como  un “yo”,  fuente  de mis actividades y responsable de sus opciones libres.

Nos referimos a la interioridad en cuando somos capaces de pensar y obrar conscientemente y de decidir de forma libre: autoconciencia y autodeterminación.

El educando como persona se convierte en algo más que un individuo, cada persona  es igual a sí mismo.

El hecho de la libertad, es otro elemento, además de la interioridad, que fundamenta esta realidad, nos convierte en dueño de nuestra propia existencia y de poder moldearla, configurándola y diferenciándose de los demás“Yo soy yo y mis circunstancias”, escribía Ortega y Gasset en 1914.

2. Aprender a aprender: significa que los estudiantes se comprometan a construir su conocimiento a partir de sus aprendizajes y experiencias vitales anteriores con el fin reutilizar y aplicar el conocimiento y las habilidades en una variedad de contextos vitales. En la competencia de la persona son cruciales la motivación y la confianza.

La competencia de Aprender a aprender, como todas las demás, por otra parte, implica desarrollar aspectos tanto cognitivos como emocionales. Desde luego, supone adquirir determinadas competencias metacognitivas, es decir, capacidades que permiten al estudiante conocer y regular sus propios procesos de aprendizaje. La autoestima, la capacidad de aceptar el rechazo que provoca el error, la tensión que implica mantener el esfuerzo son algunas de las dimensiones de aprender a aprender que con mayor claridad revelan su naturaleza emocional.

Hoy en día lo que una persona aprende en su vida escolar no le va a servir para su vida profesional, deberá actualizar sus conocimientos permanentemente y aprendiendo nuevas cosas. Desde esta perspectiva, los conocimientos se van haciendo obsoletos rápidamente y la renovación de los mismos debe actualizarse rápidamente. Nuestra realidad educativa es un sistema educativo que ofrece un período de formación sin vinculación con el trabajo, seguido de otro lapso extenso de desempeño profesional sin volver a la educación. Tenemos que pensar en sistemas educativos que permitan aprender a lo largo de toda la vida. Esto quiere decir que debemos enseñar a aprender más que enseñar contenidos, que no se niega que son importantes.

La institucionalidad escolar debe estar preparada para este reciclaje permanente. Es decir, sus contenidos, métodos y prácticas pedagógicas no pueden estar basados en la idea de dar información sino de enseñar a aprender.

3. Aprender a hacer: lo que implica adquirir una formación para poder desempeñar un trabajo y a la vez una serie de competencias personales, como trabajar en grupo, tomar decisiones, crear sinergias. El estudiante aprende a desarrollar habilidades y destrezas, observando, experimentando y descubriendo todos los objetos que encuentra a su alrededor. El estudiante aprende a hacer con sus más próximos, en la realidad cotidiana del hogar y de la escuela, cuando se le permite manipular, asociar y establecer relaciones entre diferentes elementos, estamos permitiendo que aprenda a hacer. La creatividad como capacidad creadora, que permite abrir hacia nuevas fronteras, se fomenta estimulando a los estudiantes a investigar, descubrir, explorar, experimentar, y en esta tarea pueden participar familia y escuela, por medio de estrategias innovadoras de trabajo común.

4. Aprender a convivir y trabajar en proyectos comunes: este es uno de los retos para este siglo, ya que la convivencia entre personas diferentes nos obliga a descubrir lo que tenemos en común y a comprender que todos somos interdependientes. Sin embargo, para descubrir al otro antes tenemos que descubrirnos a nosotros mismos. Para esto es necesario adquirir competencias, disciplina, método, y hábitos como el autoconocimiento, la empatía y la destreza social. Aprender a vivir en comunidad y favorecer una educación para la vida comunitaria, desde el ámbito familiar, es fundamental para los estudiantes aprenda a ejercitar la participación, la cooperación, el diálogo y la toma decisiones consensuadas y compartir los conocimientos y la vida, de forma que luego sea capaz de transferir estos aprendizajes a otros contextos sociales.

 

II. Conectivismo, un nuevo paradigma en la educación Actual.[1]

4047799418_637733e958_oEl conductismo, el cognitivismo y el constructivismo son las tres grandes teorías de aprendizaje utilizadas más a menudo en la creación de ambientes educacionales. Estas teorías, sin embargo, fueron desarrolladas en una época en la que el aprendizaje no había sido impactado por la tecnología. En los últimos veinte años, la tecnología ha reorganizado la forma en la que vivimos, nos comunicamos y aprendemos. Las necesidades de aprendizaje y las teorías que describen los principios y procesos de aprendizaje, deben reflejar los ambientes sociales subyacentes. El punto de inicio del conectismo es el individuo, el conocimiento personal se hace de una red, que alimenta de información a organizaciones e instituciones, que a su vez retroalimentan información en la misma red, que finalmente termina proveyendo nuevo aprendizaje al individuo.

La mayoría de las teorías del aprendizaje mencionadas (por ejemplo, el conductismo, el cognitivismo y el constructivismo) defienden que el aprendizaje ocurre dentro de la persona y que el conocimiento es un objetivo alcanzable a través del razonamiento y de la experiencia. No obstante, estas teorías no hacen referencia al aprendizaje que ocurre por fuera de las personas, como es el caso del aprendizaje almacenado y manipulado por la tecnología. Tampoco se fijan en describir cómo ocurre el aprendizaje dentro de las organizaciones. En la era de la tecnología y la información, los teóricos se afanan en revisar y desarrollar las teorías tradicionales del aprendizaje a las nuevas condiciones, pero llegado un punto los cambios han sido tan importantes que es necesario aproximarse de forma completamente nueva a la cuestión. Surgen multitud de preguntas relacionadas con las teorías del aprendizaje y el impacto de la tecnología y de nuevas ciencias (caos y redes) en el aprendizaje. El intento de dar respuesta a dichas preguntas va perfilando los principios del conectivisno o “una teoría de aprendizaje para la era digital”.

El aprendizaje es un proceso que ocurre dentro de una amplia gama de ambientes que no están necesariamente bajo el control del individuo. Es por esto que el mismo (entendido como conocimiento aplicable) puede residir fuera del ser humano, por ejemplo dentro de una organización o una base de datos, y se enfoca en la conexión especializada en conjuntos de información que nos permite aumentar cada vez más nuestro estado actual de conocimiento.

El conectivimos define que el aprendizaje es un proceso que ocurre en el interior de ambientes difusos de elementos cambiantes que no están completamente bajo el control de las personas.

“En su corazón, el conectivismo es la tesis de que el conocimiento está distribuido a lo largo de una red de conexiones, y por lo tanto el aprendizaje consiste en la habilidad de construir y atravesar esas redes”. Stephen Downes.

Desde mi perspectiva, el conectivismo debe tener dos tipos de conexiones en red:

  • La red humana: las relaciones personales, el trabajo cooperativo, en equipo. Lo que aprendo en mi entorno vivencial y relacional.
  • La red tecnológica: Internet, la biblioteca mundial digitalizada, que ha y que saber buscar, seleccionar, analizar y adecuar la información que me proporciona.

Será muy interesante observar el papel que a partir de ahora van a ir tomando las interacciones entre docentes y educandos dentro de  los procesos formales de aprendizaje, y los recursos que van a empezar a utilizarse para optimizar estos procesos; el docente, que antes era prácticamente la única fuente de conocimiento para los educandos, ahora poco a poco ha de pasar a parecerse más a un guía, una figura de referencia que abra las puertas a los educandos a su propia autonomía y emancipación, la capacidad de crear conocimiento gracias a la doble vía asimilación – exposición que caracteriza el aprendizaje basado en el colectivo, tanto el del grupo de clase como el colectivo global que es Internet. Este ciclo de desarrollo del conocimiento permite a los aprendices mantenerse actualizados en el campo en el cual han formado conexiones.

Por tal razón el conectivismo tienen las siguientes apreciaciones:

  • Las herramientas aumentan la habilidad de interactuar con los demás, son extensiones de la humanidad, aumentando la habilidad para externalizar el pensamiento en formas que se pueden compartir con otros, como el trabajo socio-cultural de Vygotsky.
  • La naturaleza contextual /situacionado del aprendizaje.
  • El aprendizaje ubicuo.
  • La teoría del aprendizaje social, se puede partir del énfasis en la autoeficacia, Bruner, Vygotsky, y otros.
  • La visión epistemológica: toda la teoría del aprendizaje tiene sus raíces en la epistemología.

Las redes son importantes en todos los aspectos de la sociedad, no sólo en educación, pero las redes han existido siempre. Como dice Barabási, las redes están en todos lados, sólo necesitamos tener el ojo acostumbrado a ellas; lo particular es:

  • Conectivismo es la aplicación de los principios de redes para definir tanto el conocimiento como el proceso de aprendizaje. El conocimiento es definido como un patrón particular de relaciones y el aprendizaje es definido como la creación de nuevas conexiones y patrones como también la habilidad de maniobrar alrededor de redes/patrones existentes.
  • El Conectivismo aborda los principios del aprendizaje a numerosos niveles: biológico -neuronal, conceptual, social -externo.

Entonces, en el conectivismo es la misma estructura de aprendizaje la que crea conexiones neuronales, se pueden encontrar en la forma de vincular ideas y en la forma en que se conectan con las personas y a las fuentes de información. El Conectivismo se enfoca en la inclusión de tecnología como parte de nuestra distribución de cognición y conocimiento, el conocimiento reside en las conexiones que formamos, ya sea con otras personas o con fuentes de información como bases de datos.

El conectivismo reconoce la importancia de las herramientas como un objeto de mediación en el sistema del desarrollo de actividades, pero luego se extiende sugiriendo que la tecnología desempeña un papel central en la distribución de la identidad, la cognición y, por ende, el conocimiento. Mientras que otras teorías prestan atención parcial al contexto, el conectivismo reconoce el carácter fluido del conocimiento y de las conexiones basadas en contexto. Como tal, se hace cada vez más vital las interacciones con los demás y el contexto en que surgen esas interacciones; el contexto aporta tanto a un espacio de conocimientos conexión/intercambio como lo hacen las partes implicadas en el intercambio. El entendimiento, coherencia, racionalización y significado son elementos importantes en el constructivismo, en menor medida en el cognitivismo, para nada en el conductismo. Sin embargo, en el conectivismo, sostenemos que el rápido flujo y la abundancia de la información hacen que estos elementos tengan importancia crítica. El conectivismo encuentra sus raíces en el clima de abundancia, de rápido cambio, diversas fuentes de información y perspectivas, y la necesidad crítica de encontrar una forma de filtrar y encontrar sentido al caos. Como tal, la centralidad interconectada del conectivismo permite una ampliación de la abundancia y la diversidad.

Concluyendo.

Por último, y concluyendo, la teoría del conectivismo surge para dar respuesta a una época en donde la tecnología ha reorganizado la forma en la que vivimos, nos comunicamos y aprendemos. El conductismo, el cognitivismo y el constructivismo fueron desarrolladas en una época en la que el aprendizaje no había sido impactado por esta tecnología.

El conectivismo posee un fundamento antropológico: el Humanismo Social. El personalismo dialogal considera la realidad de la “persona en comunión”. Y en educación, la enseñanza no solo basta centrarse en padres e hijos, docentes y educandos, que es necesaria, pero se abre a un dialogismo social, a través del conocimiento, por medio de la tecnología.

En mi opinión, somos-con-otros-en red. Desde el punto de vista relacional humano e incrementado, en nuestros tiempos, por la tecnología en forma digital.

Desde mi perspectiva, el conectivismo debe tener dos tipos de conexiones en red:

  • La red humana: las relaciones personales, el trabajo cooperativo, en equipo, entre otras. Lo que aprendo en mi entorno vivencial y relacional.
  • La red tecnológica: Internet, la biblioteca mundial digitalizada, que ha y que saber buscar, seleccionar, analizar y adecuar la información que me proporciona.

Esta teoría se acopla a la técnica de Modular Classrooms ya mencionada en otro artículo. Para ver esto, te propongo ver este video sobre el profesor Juan y el conectivismo en el aula.

Foto anterior: Photo credit: nestoralonso via Visual Hunt / CC BY-SA

 #ICE_Elaboraciones #ICE_CalidadEducativa #ICE_NuevosRetosEducativos
[1]

Acerca de Lic AUS Jorge Luis Prioretti

Licenciado en Organizaciones sociales y culturales - USAL. Analista universitario en sistemas - UTN. Profesor Sup. Filosofía y Cs. Educación.
Vídeo | Esta entrada fue publicada en Elaboraciones y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Perspectivas para una mejor calidad educativa – Educar para un aprendizaje continuo y la teoría del Conectivismo.

  1. Pingback: Perspectivas para una mejor calidad educativa – Educación personalizada y colaborativa – Aprendizaje por competencias | Inclusión y calidad educativa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s