Aplicación en el aula del Seminario socrático como método que favorece la inclusión educativa.


En la relación de nuestros educandos existen diferencias que en vez de enriquecer lleva a conflictos entre ellos. Estas diferencias están dadas por cuestiones económicas-sociales, raciales, religiosas, de sexo, interculturales/multiculturales, entre otras.

Cabe resaltar que para encausar este tipo de conflictos, que se origina en la diversidad, debemos partir por una inclusión de los valores. La intolerancia a la diversidad es, en lo más profundo, un problema ético de valores, especialmente de aquellos que abarca lo social y lo ciudadano. Aunque es humano y a veces inevitable el desarrollo de conflictos, éstos se resuelven a través del respeto, el diálogo y la concertación. Y aquí entra en juego el método que proponemos para la aplicación en nuestras aulas que se basa sobre estos tres pilares, especialmente en el diálogo.

¿Qué es un seminario socrático?

Esta técnica consiste en la exploración de ideas mediante el diálogo abierto entre los estudiantes, que no es debate y menos discusión, a partir de la lectura y análisis de un texto determinado: cuentos, parábolas, fábulas, leyendas, relatos, historias, entre otros. También, podemos utilizar alternativamente una imagen, una música y un vídeo.

De esta manera se busca:

  • Un pensamiento crítico, de análisis, de síntesis y de evaluación de ideas y conceptos.
  • El desarrollo de habilidades sociales que se potencia a partir de la capacidad de expresarse y escuchar a los demás.
  • La participación en el patrimonio cultural por medio del contacto directo con obras y autores que nos brinda un contenido con un mensaje, con valores para poder concientizarlos y aplicarlos a nuestra vida.

Para esto, podemos realizar un apunte con material adecuado con textos, imágenes, poesías y las anteriormente mencionadas que podemos ir acrecentando con más contenidos con el tiempo y quitando, a su vez, aquellos que consideramos que no tuvieron el resultado esperado. ¿Qué contenidos debe tener nuestros textos? En nuestro caso, según lo planteado inicialmente, aquellos que nos deje un mensaje sobre valores que nos ayuden a una mejor con-vivencia: acertividad, amabilidad, amistad, bondad, colaboración, compartir, comprensión, cortesía, diálogo, empatía, generosidad, perdón, prudencia, respeto, solidaridad, tolerancia, entre otras.

¿Cómo podemos empezar nuestro cuadernillo? Con tiempo y paciencia buscando lo más adecuado según lo que queremos trabajar para realizar un diálogo productivo entre nuestros educandos. Hay mucho material en la web que podemos buscar. Por ejemplo te doy algunos de muestra:

En cuanto al rol del docente a cargo, el mismo no explica el texto sino que desarrolla “una forma de enseñar mediante el uso de preguntas y conducción del diálogo, ayudando a los estudiantes a elevar sus mentes a un estado de comprender”.  Tareas típicas del docente son: abrir el diálogo mediante una pregunta inicial, reconducir el diálogo, pedir aclaraciones de frases equivocas, poner en evidencia las inferencias incorrectas, recordar las reglas del seminario y hacer preguntas de cierre.

Con respecto a esta técnica hay muy poco material al respecto. Mucho podrán hablar de este método pero de modo incorrecto ya que no es la mayéutica de Sócrates aunque posee su nombre en honor a él. Sin embargo, adquiriendo material al respecto hemos  realizado varias entradas sobre su implementación:

Para que este diálogo sea tal y no se convierta en discusión es recomendable seguir unas reglas:

  • ¿No leyó? No invente.
  • ¿No entendió? No opine sin escuchar.
  • ¿No lo pensó? No hable por hablar.
  • ¿No está de acuerdo? Justifique con respeto.
  • ¿Encontró un error? Señálalo con cortesía.
  • ¿Descubrió una pista? Compártela con generosidad.
  • ¿Tiene una buena idea? Exprésela con claridad.
  • ¿Se le ocurrió una buena idea? Escuche también a los demás.
  • ¿No leyó, no entendió, no pensó? TODOS perdemos.

Como toda actividad académica también se evalúa. Si el seminario consiste esencialmente en lectura y diálogo lo que debe evaluarse es la calidad de la lectura y del diálogo.

También, te dejo algunos consejos para la participación de los educandos.

  • No permanezca confundido, si tienes dudas pide a tus compañeros que la aclaren.
  • Tratar de no irse del tema. Si te sirve, toma nota de los comentarios a los que te gustaría volver.
  • Mantén en mente que está dialogando ideas y no las opiniones de tus compañeros.
  • No es el docente quien valida las opiniones sino el texto, mediado por tus compañeros.
  • Prestar atención a las ideas que se explican y a las posturas, gestos, frases a medio expresar.
  • No interrumpa cuando un compañero o el docente está hablando y evitar conversaciones en paralelo.
  • Antes de hablar pensar en lo que quiere decir.
  • Usar oraciones completas y claras, y decirlas bien con buen tono y no gritando o acusando.
  • Siempre volver al texto, buscar ejemplos y evidencias que sustente tu afirmación.

Bibliografía para saber sobre seminario socrático:

  • Strong, Harry P., El hábito de pensar en la sala de clases, Santiago de Chile, Ed. Cuatro Vientos, 2000.
  • Eyzaguirrre, Alejandra. Manual para Seminarios socráticos, Santiago de Chile, Cuatro Vientos, 2002
  • Di Fabio, Hilda E., Comprensión lectora y pensamiento crítico, Buenos. Aires, Ciafic, 1995

induccin-al-mtodo-socrtico-5-728

Imagen: es.slideshare.net
Anuncios

Acerca de Lic AUS Jorge Luis Prioretti

Licenciado en Organizaciones sociales y culturales - USAL. Analista universitario en sistemas - UTN. Profesor Sup. Filosofía y Cs. Educación.
Esta entrada fue publicada en Elaboraciones, Práctica docente y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Aplicación en el aula del Seminario socrático como método que favorece la inclusión educativa.

  1. Reblogueó esto en Metodologiaecsy comentado:

    … “reglas:

    ¿No leyó? No invente.
    ¿No entendió? No opine sin escuchar.
    ¿No lo pensó? No hable por hablar.
    ¿No está de acuerdo? Justifique con respeto.
    ¿Encontró un error? Señálalo con cortesía.
    ¿Descubrió una pista? Compártela con generosidad.
    ¿Tiene una buena idea? Exprésela con claridad.
    ¿Se le ocurrió una buena idea? Escuche también a los demás.
    ¿No leyó, no entendió, no pensó? TODOS perdemos.”

    Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: Bitacoras.com

  3. Pingback: Dilemas morales como método para concientizar una inclusión educativa. | Inclusión y calidad educativa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s