Valores necesarios que debemos enseñar para una inclusión educativa – 2° parte.


¿Importa educar en valores? ¿Qué valores sustenta una educación inclusiva? “Sin valores no se incluye, la falta de valores (virtudes) trae la división y la separación”.

La Educación Inclusiva define finalidades y valores educativos hacia la formación plena y armoniosa de los educandos, y la construcción de una sociedad más justa, solidaria y equitativa, basada en el ejercicio cotidiano de los valores.

Hemos presentado algunos valores, a nuestro juicio, en nuestra entrada anterior: Valores necesarios que debemos enseñar para una inclusión educativa – 1º parte

En esta culminamos con las restantes explicando su definición, fundamentando porque creemos que es inclusiva y, además, actividades para aplicar en la escuela.

 

  1. Generosidad.

Entendida como el acto de dar a otros, el acto de servir sin esperar nada a cambio. La generosidad, es un valor que motiva a dar, a ayudar, a tener compasión. Las personas generosas tienen una buena autoestima, son conscientes de que ellas son importantes, pero también saben que los demás lo son. Son personas agradecidas que corresponden a los demás con iniciativas positivas y muestras de cariño.

¿Qué relación podemos establecer entre la generosidad y la inclusión?

La generosidad es aquella que te lleva a servir desinteresadamente, desde lo material como tu propio tiempo: brindarse con un servicio o favor a aquel que lo necesita, compartir lo tuyo con el otro, hacer donaciones, ayudar a los necesitados, entre otras cosas. El generoso posee una especial predisposición hacia aquel que es distinto y más necesitado. Es respetuoso a la diversidad, solidario, empático, entre otras.

Recursos para trabajar la generosidad la escuela.

 

  1. Justicia.

La justicia es uno de los valores que tiene mayor relación con la convivencia armoniosa de los educandos. Se basa en el conjunto de reglas y normas que se establecen para que puedan existir relaciones adecuadas entre personas e instituciones.

Esta es la que permite autorizar, prohibir o permitir acciones específicas en la interacción que ocurre entre individuos e instituciones. En pocas palabras, este valor tiene que ver con la concepción de lo que es bueno para todos los que conforman una misma comunidad.

En la práctica, su finalidad es reconocer qué es lo que le corresponde y le pertenece a cada persona. A través de la justicia se respeta el derecho de los individuos, se recompensa su esfuerzo y se garantiza su seguridad.

¿Qué relación podemos establecer entre la justicia y la inclusión?[1]

La Justicia es saber decidir a quién le pertenece esa cosa por derecho. La Justicia es equidad y honradez. Es la voluntad constante de dar a cada uno lo que es suyo. Es aquel sentimiento de rectitud que gobierna la conducta y hace acatar debidamente todos los derechos de los demás.

La equidad tiene una connotación de justicia e igualdad social con responsabilidad y valoración de la individualidad, llegando a un equilibrio entre las dos cosas, la equidad es lo justo en plenitud.

Recursos para trabajar la justicia la escuela.

 

  1. Respeto.

Este es el valor que permite que el educando pueda reconocer, aceptar y apreciar las cualidades que tienen otras personas, así como sus derechos.

El respeto es entender que más allá de ‘mis derechos’ y ‘mis libertades’, también existen los derechos y las libertades del prójimo. Este valor resulta esencial para tener una buena convivencia y comunicación con las demás personas.

¿Qué relación podemos establecer entre el respeto y la inclusión?

Es importante entender que el significado de igualdad plena cuando hablamos de las personas con discapacidad, y en general, del concepto de diversidad. Inclusión es sinónimo de igualdad y respeto no de lástima. El respeto es la base fundamental para una convivencia sana y pacífica entre los miembros de una sociedad en la cual cada uno es singular y diferente con el otro.

Recursos para trabajar el respeto en la escuela.

w

Imagen de Eliana Tardio

  1. Solidaridad.

Para convivir de forma armoniosa es necesario que exista la solidaridad. Este valor consiste en prestar ayuda a otras personas sin importar cuál sea su religión, su cultura, su género o su posición social. Con la práctica de la solidaridad se crean lazos sociales que unen a los distintos miembros de una comunidad.

Este valor implica tener sentimientos como el afecto, la empatía, el sentido de justicia y la ayuda desinteresada. Además, la solidaridad es lo que permite que se lleven a cabo acciones concretas que respondan de manera favorable a las necesidades de los demás.

 ¿Qué relación podemos establecer entre la solidaridad y la inclusión?

La escuela es una institución para todos, abierta a la diversidad, desarrolladora, garante de la atención individualizada y de los principios de responsabilidad social y solidaridad con los estudiantes incluidos en los diferentes niveles del sistema educativo. Ser solidario es prestar ayuda sin importar la diferencia que del otro. En cuanto a aquel estudiante con algún tipo de discapacidad esa ayuda generosa del entorno es clave ya que el mismo necesita de ella por inferioridad de condición.

Recursos para trabajar la solidaridad en la escuela.

 

  1. Tolerancia.

La tolerancia es un valor íntimamente relacionado con el respeto. Se trata de la capacidad para aceptar la diversidad de opinión, social, cultural, étnica y religiosa. También tiene que ver con el saber escuchar y aceptar a las demás personas tal y como son, sin juzgarlos.

Gracias a la tolerancia se puede vivir en una sociedad donde se respeten las diferencias de cada persona, desde su pensamiento hasta sus acciones. Pero, a pesar de lo mucho que ha evolucionado el mundo y las sociedades que lo componen, la tolerancia es un valor ausente en muchos lugares.

¿Qué relación podemos establecer entre la tolerancia y la inclusión?

Al hablar de inclusión se habla tolerancia, respeto y solidaridad, pero, sobre todo, de aceptación de las personas, independientemente de sus condiciones. Sin hacer diferencias, sin sobreproteger ni rechazar al otro por sus características, necesidades, intereses y potencialidades, y mucho menos, por sus limitaciones; como anota Heward (1997)

El respeto a la diversidad empieza por comprenderla, aceptarla como cotidiano y comprender sus orígenes. La educación es el puente que “añade” a la tolerancia, a la solidaridad y a la participación de las personas en el quehacer humano, especialmente para los alumnos, el vigor requerido para extraer de la diversidad cultural, toda la riqueza que en ella subyace.

El respeto y la tolerancia son dos valores imprescindibles para unas relaciones en igualdad. “Un gran progreso es la tolerancia, considerar que otras personas pueden tener costumbres distintas, otras creencias, otras religiones, y no por ello hemos de tratar de imponerles la nuestra” (Deval, 2000, p. 82).

Recursos para trabajar la tolerancia en la escuela.

 

Referencias:

[1] http://justicialupe.blogspot.com/2011/03/importancia-del-valor-justicia.html

 

#ICE_InclusiónEtica #ICE_Elaboraciones

Rev

Acerca de Lic AUS Jorge Luis Prioretti

Licenciado en Organizaciones sociales y culturales - USAL. Analista universitario en sistemas - UTN. Profesor Sup. Filosofía y Cs. Educación.
Esta entrada fue publicada en Elaboraciones y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s